28-11-2016

El poder de la mente sobre el cuerpo es ilimitado

Cuándo empezó a tomarse en serio las enfermedades psicosomáticas?

La primera vez que tratas a un paciente con una enfermedad física para cuyos síntomas no existe explicación médica lo despachas sin más, eso no va contigo, ni siquiera lo estudiamos durante la carrera.

 

¿Y el paciente se va a casa sin saber qué le pasa?

Sí, lo cual es muy angustioso. El día que conocí a Brenda cambió todo. La ingresaron en urgencias por ataques epilépticos recurrentes, nada los detenía, así que le indujeron un coma.

 

Eso suena muy grave.

Intubada, con la respiración asistida..., cada vez que se le intentaba retirar la sedación volvía a tener ataques epilépticos. Al quinto día la jefa de neurología le retiró la sedación y nos retuvo sin intervenir ante un espantoso ataque. "Esto no es epilepsia", dijo, y la mandó a casa.

 

Vaya.

Durante veinte años han llegado a mis manos pacientes con síntomas físicos neurológicos pero cuyo origen era psicológico. Desde que soy jefa de departamento he intentado ayudarlos trabajando conjuntamente con psiquiatras y psicólogos en lugar de quitármelos de encima.

 

¿Por qué?

Desde que conocí a Brenda he tratado a personas con una tristeza tan sobrecogedora e intolerable que contra toda lógica su subconsciente escogía dejarlas confinadas en una silla de ruedas o paralizadas con convulsiones antes que sufrir la angustia que experimentaban.

 

Abrumador.

Sí, el grado de incapacidad que puede generar una enfermedad psicosomática es tan grave que resulta difícil creer que la causa es el subconsciente, y son el 30% de mis pacientes.

 

¿Inmóviles en una silla de ruedas pero sin lesión en la columna vertebral?

Efectivamente, y pacientes con varios ataques epilépticos al día, no uno ni dos sino diez, que tienen que estar hospitalizados pero que en realidad no tienen enfermedad cerebral.

 

¿Qué se hace normalmente con esos pacientes?

Nada, abandonarlos; por eso decidí incorporar a mi equipo psiquiatras y psicólogos y tratarlos de manera interdisciplinar.

 

¿No los toman en serio?

No, ni los médicos ni la sociedad. En el caso de la epilepsia el 70% de los pacientes que la sufren no tienen ataques cuando toman la medicación, pero a ese 30% de pacientes psicosomáticos la medicación no les hace efecto; y mientras en el caso de la epilepsia de base neuro­lógica los ataques duran minutos, en su caso pueden durar horas.

 

¿Estamos hablando de enfermedades imaginarias?

No. Los efectos son reales, pero es la mente la que produce esta idea de enfermedad.

 

Lee la entrevista completa en http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160211/302069827488/el-poder-de-la-mente-sobre-el-cuerpo-es-ilimitado.html

Comparte  
Entrevistas