Alimentación
29-05-2017

Guía para desarrollar el hábito de comer con conciencia

Comprender lo que comemos es fundamental para que podamos manejarnos bien con la compra y en la cocina. Comprender lo que comemos, es como un superpoder. Cuando yo descubrí, que lo que comía estaba incidiendo directamente sobre mi estado de salud, mi capacidad mental y mi estado emocional, literalmente, "flipaba". Es como si de repente hubiese descubierto que tenía acceso al "cuadro de mandos". Empecé a leer, a estudiar, a investigar, a visitar y comprar en distintos centros y tiendas de alimentación saludable, y por supuesto, poco a poco empecé a comer mejor, a recuperar energía… y a día de hoy, sigo aprendiendo cada día, todavía estoy lejos de saberlo todo, pero sí que reconozco que he ido aprendiendo un montón y que este conocimiento es crucial para ser dueña de mi salud y de mi vida.

Mantener despierta esta ilusión por ser dueñas de nuestra salud, es muy importante. Yo pienso que es una información básica que no tenemos, y cuando la queremos aprender, y mucha gente no sabe por dónde empezar. En vista breve guía voy a intentar ayudarte a empezar a hacerlo.

 

Encontrar la motivación

Para mí, la motivación vino de darme cuenta que no estaba comiendo de forma adecuada para regenerar todo mi desgaste diario. Intentando encontrarme mejor, me topé con el descubrimiento de que lo que comemos afecta de forma dramática a nuestro nivel de energía y a nuestra salud. Una vez que te das cuenta de la dimensión que puede tener un nuevo aprendizaje, ya eres capaz de poner la intención con todo el corazón para seguir avanzando.

Pero si no encuentras la motivación de esta forma, voy a darte otras ideas:

Otra buena motivación, también puede ser querer ayudar a otros. Si aprendes más sobre alimentación saludable, y conoces las propiedades de los alimentos para comer con sentido, podrás ayudar a tus padres que ya son mayores, a tus hijos, a tu pareja o a otras personas que te importen. Hacer esto, puede darle sentido a tu motivación. Si a tu alrededor tienes a alguien que necesita más energía, que se siente hinchado, que no digiere bien, que tiene problemas de piel, de peso, de falta de concentración... puedes ayudar a mejorar esos síntomas si sabes qué alimentos le convienen y que alimentos debería evitar. La alimentación adecuada es siempre un complemento de las indicaciones de los médicos, no me malinterpretes, para nada sustituye el consejo médico, pero es una gran herramienta que puedes usar 3 veces al día.

 

Da el primer paso ahora

No esperes a mañana, una de las cosas más importantes que puedes hacer para mejorar es empezar desde ya mismo con pequeñas acciones.

Anímate a salir de tu zona de confort, empieza a hacer pequeñas cosas en la dirección de mejorar tu forma de alimentación. Entra en tiendas de alimentación ecológica, descubre nuevos productos, prueba alguna nueva receta, lee algún libro (te recomiendo empezar por ¡Siéntete Radiante, manual de salud natural para mujeres) o revista sobre el tema, apúntate a algún curso que te merezca confianza.

Empieza por un desayuno más saludable mañana. Mira cómo te sientes. Verás que dejar de comer alimentos a los que estás acostumbrada, pero que sabes que no son muy saludables, no es el fin del mundo. Y que incluso te ha sentado bien. Date cuenta de que tú eres sorprendentemente capaz de iniciar los cambios, y que los resultados bien pueden valer la pena.

Ojo con los baches que aparecen por el camino… (estrategias de la mente que no quiere cambiar) puede que se te ocurran 100.000 cosas para volver a tus rutinas conocidas y menos saludables. Cuando aparezcan esas "urgencias" que justifican que postpongas el empezar tú nuevo hábito, ojo, sé consciente de ello. Date cuenta de tu reacción y vuelve a intentarlo.

Otro gran error qué cometemos es que cuando esta motivación baja y volvemos a nuestros antiguos hábitos poco saludables, nos sentimos mal, culpables. Pues mira, te voy a dar un puente. Piensa que fallar es una victoria. Significa que lo has intentado. Por lo tanto es una victoria desde el principio. También significa que has aprendido algo, sabes que aquello que intentaste, no ha funcionado. La próxima vez, puedes intentar con algo diferente. Prueba cosa, hasta que encuentres aquello que te ayuda a mejorar.

Y por último, no lo hagas sola. La familia, tus amigos, una comunidad online, las compañeras de un curso pueden resultar un equipo que te sostenga a alcanzar la meta de comer de forma más saludable. Acostúmbrate a sentirte apoyada, a compartir tus preguntas, a pedir ayuda, a sentirte acompañada.

Muchas de nosotras nos rendimos porque nos sentimos solas o envueltas en la falta de disciplina. Encuentra el coraje de pedir ayuda. Déjate ayudar mientras trabajas para encontrar mejor versión de ti misma.

Si quieres que sea yo la que te ayude, prueba mi Progarma de 8 semanas. Está diseñado para que puedas hacerlo, sí... ¡tú puedes hacerlo!.

Un abrazo radiante

Pilar

Comparte  
Consejos
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Consejos