03-12-2016

¿Qué factores son clave para tener una piel y un cabello "radiantes"?

Como seguramente ya sabes, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, permite que este respire y regule su temperatura, que drene deshechos, toxinas e impurezas, y además, nos da señales de cómo sobre funcionan nuestros órganos e incluso de nuestros problemas emocionales. Pero lo que quizás no tengas tan presente, es que el estado de nuestra piel y cabello está directamente relacionado con nuestra salud interna, con nuestro sistema inmunitario y el sistema nervioso.

Hay muchos factores que inciden sobre el estado de nuestra piel y cabello, como la falta de descanso, la alimentación desequilibrada, acumulación de toxinas, demasiado sol, estrés o cansancio. En invierno, añadiremos el frío del exterior que contrasta con la sequedad que producen las calefacciones en el interior.

Una piel y cabello sanos y radiantes dependen de que durante todo el año seamos conscientes de mantener unos hábitos saludables: una alimentación equilibrada, una correcta oxigenación por medio de ejercicio regular y una correcta respiración, un descanso regenerador, y no nos olvidaremos de señalar el hábito de poner atención de cuidar nuestro espacio interior, que también influye en que estemos mejor y se note en nuestra piel.

 

¿Qué alimentos ayudan y cuáles debemos intentar reducir o eliminar?

Lo primero, renovemos la despensa para ofrecer a nuestro organismo alimentos que le ofrezcan los nutrientes necesarios y que no generen toxicidad. Para ello, evitaremos los azúcares, endulzantes químicos, y los productos que los contengan (hay que empezar a leer las etiquetas), los productos industriales, refinados (harinas blancas, bollería, pan blanco, arroz blanco...), exceso de productos de origen animal ricos en grasas saturadas, además del café. Acohol y el tabaco, que son enemigos directos de una piel y un cabello sanos.

Basaremos la dieta en alimentos equilibrados como cereales integrales, semillas, aceites, vegetales y frutas frescos, algas, proteína vegetal, pescado o frutos secos.

También es recomendable beber caldos depurativos de verduras y algas para ayudar con la desintoxicación del organismo, así como acostumbrarnos al consumo regular de alimentos que actúen en pro de una buena salud intestinal, como por ejemplo, las verduras encurtidas.

La Cosmética natural es también un gran recurso, así como tener hábitos de cuidados diarios como masajearnos el cuero cabelludo o aplicarnos aceites o productos naturales sobre a piel.

 

8 claves para tener una piel y un cabello radiantes:

  1. Incluye en tus menús verduras y frutas ecológicas y de temporada para asegurar nutrientes antioxidantes (vitamina C, betacaroteno, licopeno, proantocianidinas) Tomate, puerros, cebollas, brócoli, col, fresas, frutos rojos, zanahorias, calabazas, son algunos ejemplos.
  2. Come a diario  cereales integrales ecológicos (ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E, magnesio, calcio, silicio y hierro).
  3. Añade algas en tus sopas, estofados (ricas en muchos minerales como el calcio y el hierro).
  4. Aumenta el consumo de legumbres y otras proteínas vegetales, libres de toxinas y ricas en ácidos grasos omega 3 (tofu) También elimina el exceso de grasas saturadas reduciendo el consumo de carne, embutidos y quesos.
  5. Condimenta tus platos con buenos aceites y semillas oleaginosas y frutos secos, ricos en ácidos grasos omega-3 y 6.
  6. Evita en la medida de lo posible de tu dieta el azúcar refinado presente en los alimentos industrializados y de pastelería. Sustitúyelo por dulces más naturales como las melazas de cereales y las frutas secas, por ejemplo.
  7. Protege la piel por fuera con cosméticos de calidad dando preferencia a los que presentan el sello ecológico, ya que nutren y dejan respirar correctamente.
  8. Todo ello sin olvidar hidratarte de forma adecuada, pues el agua es un componente fundamental para el buen estado de nuestra piel y cabello.
Comparte  
Consejos