13-05-2020

8 tips para comunicarte de forma honesta y eficiente

Hoy quería compartir con vosotras algunas recursos prácticas para comunicarnos de forma abierta, honesta y eficiente.

 

Cuando las cosas se complican en nuestras relaciones, ya sea con la pareja, los hij@s, padres, familia en general...los amig@s, o compañer@s de trabajo, o con los vecin@s…llega un momento en que es imprescindible “hablar sobre ello”

 

Personalmente, le he dedicado mucha atención a este asunto durante años, y lo sigo haciendo, porque una buena comunicación nos es fácil en muchas ocasiones, especialmente cuando se trata de resolver conflictos.

 

 

Asi que creo que este es el momento justo para mejorar nuestra habilidades de comunicación, y me encanta compartir con vosotras algunos tips claves para conseguir una comunicación no solo eficiente, desde la cabeza, sino también una comunicación que implique el corazón.

 

 

  1. Escoge el momento y el lugar adecuado para emprender la conversación sobre un conflicto. Procura que tanto tu como la otra parte tengáis tiempo por delante con la tranquilidad necesaria, sin interrupciones. Debido a la distancia social, puedes preparar una video llamada, con Zoom, con Skype.
  2. Procura que la otra persona se sienta segura hablando contigo, no que te la vas a comer…ha de sentir que te importa y que por ello le estas dedicando toda tu atención y buena intención a ese momento para resolver las diferencias
  3. No improvises del todo, tener una idea de lo que quieres expresar te ayudará a hacerlo con mayor claridad y serenidad
  4. Di lo que necesitas decir, sin esconder nada y sin dulcificarlo. Pero hazlo siempre movida por la compasión, de esta forma, puedes expresarlo sin ofender ni dañar.
  5. Escucha bien. Que importante es saber escuchar con toda la atención, la atención de tus oídos, paro también, escucha con la vista, fíjate en sus expresiones faciales, en sus gestos, en sus silencios, escucha con el corazón…y recibirás mucha más información. Hazlo así en vez de estar pensando en lo que dirás a continuación, y te sorprenderás de lo que oyes.
  6. Expresa cómo te sientes. Si te fijas, muchas veces culpamos al otro de lo que nos ha hecho, dicho…. Pero, y si en vez de juzgarle y decirle: Estoy fatal porque tú me has ignorado…le decimos: esta situación entre nosotros me hace sentir ignorada, triste...¿tú también lo sientes?Así le das espacio a la otra persona para hablar sobre cómo se siente y a partir de ahí buscar juntos una solución a una situación que os afecta a ambos
  7. Ojo con las bolas de nieve. ¿A que me refiero? A que pongas atención a ir resolviendo tema a tema. ¿No te ha pasado nunca eso de que empiezas a discutir porque no te ayudan en casa y acabas reivindicando que hace unos meses te ofendió que no se acordasen de tu cumpleaños? (por ejemplo)Intenta que el conflicto no se agrande con la pasión del momento. Por eso, resulta muy útil ir hablando cada vez que haya algo que resolver, no dejar basurita debajo de las alfombras, que sale cuando estas se mueven de sitio…
  8. Cierra la conversación con un tinte agradable, positivo, aunque la reunión o la conversación no haya aclarado el tema por completo o haya sido intensa. Intenta cerrarla con buen sabor de boca, enfocándote en el aprecio que tienes por la otra persona, o si no es así, en alguna de sus cualidades positiva, por ejemplo.
  9. Haz un seguimiento continuado, cuida tu comunicación. Hay fases de reflexión, fases de maduración, fases de puesta en común…la comunicación interpersonal es un proceso vivo, así que mímalo como a una planta que deseas que florezca verde y hermosa.

 

Espero que estos tips te sirvan de algo. Resolver los conflictos con tus relaciones es muy liberador, cuando lo haces, te sientes ligera, y la energía se recarga de forma automática, ¡es increíble!

 

Asi que vamos…¡a por ello, mujeres radiantes!

 

PD: ¡Estoy aquí para ayudarte! Si necesitas contactar conmigo para que revismeos juntas cómo optimizar tus relaciones, puedes hacerlo y reservar una sesión conmigo a través de este enlace.

 

 

Comparte  
Tu sí que puedes