Alimentación
30-05-2016

¿Cómo consigo que el arroz integral me salga bien?

Siempre me consideré una chica apañada… En el colegio, solía sacar buenas notas y me organizaba bastante bien con mis tareas, creo que no le di demasiada guerra a mis padres en ese sentido. Cuando pasé a la universidad, también supe ir avanzando sin problemas. 

Pero seré honesta… Cuando, muy motivada, decidí empezar a cocinar de forma saludable, nunca pensé que me saldría tan mal. Dios mío… era un auténtico desastre. Durante laaargos meses, me sentí inútil, frustrada. Compraba ingredientes ecológicos, leía libros de recetas, estudiaba sobre nutrición, incluso me había comprado un montón de utensilios nuevos…

¿Por qué no lo estaba consiguiendo? Ahora lo sé. Porque la experiencia es un grado. Necesitas "horas de vuelo" en la cocina para conocer cómo manejar los alimentos, experimentar con sabores, mezclas, texturas para conocer sus efectos.

Necesitas comprobar cómo te sienta tal o cual receta según estés, quiero decir, darte cuenta de que si estás cansada, hay alimentos que te dejan más chafada y al contrario, otros que parece que te resucitan. Necesitas comprobar cuáles son los alimentos que siempre tienen que estar en la despensa, y qué "fondo de nevera” es indispensable para poder preparar en un momento una comida saludable.

Para acumular experiencia, hace falta tiempo, y ese es un ingrediente del que muchas solemos andar escasas. ¿También te pasa a ti?

Para echar una mano en ese sentido a las mujeres que se identifiquen con lo que me pasó a mi, en el Método ¡Siéntete Radiante! reúno la información que destila de 20 años de experiencia con el uso del alimento en la cocina de casa, para conseguir una vida más saludable. Para que tengáis a mano un recopilatorio de lo más importante y práctico.

Hoy, preparando este boletín, pensaba que os puede ser muy útil si aquí comparto algo que a mi me costó lo suyo conseguir, ya os he dicho que mis principios fueron terribles…

 

Cómo conseguir un arroz integral bien hecho

El cereal integral nos aporta hidratos de carbono, vitaminas, proteínas, grasas y otros nutrientes que nos ayudan a alimentar nuestro cuerpo. Los cereales refinados, en cambio, no nos aportan estos nutrientes en la misma medida, con lo cual el cuerpo se va desgastando, nuestra sustancia no se regenera y vamos envejeciendo y desnutriéndonos. O sea, nos alimentamos con alimentos vacíos de nutrientes que no nos aportan la capacidad de regenerarnos.

Si decidimos comer de esta forma más saludable, más limpia y más energética, el arroz es ideal para empezar. De este alimento se dice que:

  • Es el más equilibrado de todos los cereales.
  • Es excelente para tonificar todo el sistema respiratorio, 
suavizar el estómago y fortalecer la digestión.
  • Es depurativo y nos ayuda a drenar toxinas.
  • Nos aporta energía.
  • Nos ayuda a construir tejidos.
  • Es el  cereal de los meditadores, pues es el que mejor predispone a la serenidad mental y emocional.

Se puede comer a diario, aunque mi sugerencia para empezar es que lo hagas al menos una vez cada dos días. 
            

Hay distintos tipos de arroz integral. Por ejemplo, el de grano redondo y el de grano largo, que es el más ligero y el más adecuado para consumir en verano. Una variedad de este último tipo es el basmati, originario de la India, más aromático y ligero, ideal para tomarlo en verano y muy bueno para hacer ensaladas de arroz. También tenemos el arroz salvaje, de color negro, muy adecuado para tonificar la sustancia, pues tonifica toda la zona del riñón.

 

Un truco...

Cuando tenemos dolor de espalda o de riñones, hemos dormido mal y estamos agotadas es ideal comer un poco de arroz integral de grano corto combinado con arroz salvaje, mitad y mitad.

Contamos asimismo con el arroz dulce, que es pegajoso, glutinoso y más proteico que el arroz integral normal. Se suele utilizar cuando se preparan sustitutos para las leches maternizadas, es decir, cuando las madres no pueden dar el pecho, por lo que preparan unas leches vegetales como sustituto. Con el arroz integral y el arroz dulce se hace mochi, una pasta que se vende ya elaborada y se cocina a la plancha o al horno y es supernutritiva.

 

Otro truco…

Ayuda mucho a fortalecer la digestión y es bueno para cuando estamos muy cansadas o necesitamos recuperarnos después de una gripe o de un problema digestivo. También podemos añadirlo a los estofados, ya que los hace más consistentes y nutritivos.

                         

Un último truco práctico…

Debemos tener siempre arroz integral hecho en la nevera, porque así solo tenemos que calentarlo.

Un par de detalles importantes: hay que lavar el arroz antes de cocinarlo (en un colador, por ejemplo) y, si es posible, lo ideal es cocinarlo en una olla a presión, pues el grano absorbe más el calor, lo cual es más digestivo. Y este último apunte es importante: todo lo que podamos hacer para facilitar la digestión será positivo!

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes