Psicología y emociones
07-03-2016

Cómo poner límites y normas eficaces a nuestros hijos.

límites para los hijos

¿Qué son los límites?

Los límites son el contenedor que ayudará a tu hijo a desarrollarse con seguridad y fortaleza. Los niños nacen de la barriga de su madre donde han estado totalmente protegidos a la vez que "limitados". Esa limitación es muy necesaria para su pleno desarrollo antes de nacer. Debemos seguir dándoles esa sensación de seguridad al nacer para que puedan desarrollarse adecuadamente y se atrevan a explorar y caminar sin miedos. Debemos tener claro por tanto la naturaleza de los límites y que por supuesto no son incompatibles con el respeto, la empatía, la aceptación o la libertad de nuestro hijo.

 

¿Para qué nos sirven los límites?

  • Los límites no son para que tú vivas mejor, sino para que él crezca mejor.
  • Los límites no son para limitarlo, sino para expandirlo con seguridad y creatividad.
  • Los límites no son para hacerlos semejantes a nosotros sino para que aprendan a escoger bien.
  • Los límites no son para hacerlos enfadar, sino para mostrarles nuestro cariño.
  • Los límites no son para coartar su libertad sino para enseñarle a utilizarla adecuadamente.

Es importante destacar que este contenedor no es estático sino que va evolucionando con tu hijo, exactamente igual que la barriga de la madre, va creciendo y variando de forma. Habrán cosas más inmóviles y otras que quizá varíen. Depende de la edad y sobretodo de cómo sea tu hijo, necesitarás un contenedor u otro.

 

¿Cómo deberíamos definir los límites?

  1. Que sean positivos, claros y concisos: En lugar de "aquí no se puede gritar cariño" es mejor decir, "aquí debemos hablar flojito" por ejemplo. O "no corras" versus "ve despacio".
  2. Evitar muchas repeticiones. Una, dos, máximo tres ya que según Eva, si se acostumbran a muchas repeticiones, siempre sabrán que les queda unas cuantas más... ¡¡Es que son muy muy listos!!!
  3. Estar dentro de las leyes de la crianza. Sabemos que los niños deben dormir y alimentarse adecuadamente. Por lo tanto, los límites deben tener esto en cuenta. Debes irte a dormir ya que lo necesitas para tu crecimiento y para que mañana puedas estar preparado y lleno de energía.
  4. Tienen que acoger los sentimientos de los hijos. Es importante tener en cuenta el impacto que ese límite genera en tu hijo. Simplemente para darle comprensión y cercanía, no porque lo vayas a cambiar. Entiendo que te gustaría quedarte un ratito más conmigo, pero ahora no es posible, ya que se ha hecho tarde.
  5. Firmes y flexibles a la vez. A veces un límite será necesario y útil y puede que otras veces no. No hay recetas mágicas en cómo educar a los niños, por lo tanto, hay que ser flexibles y escuchar muy bien la necesidad del niño y del momento o la situación. Escucha tu intuición y tu sentido común, para mí es la regla más importante.
  6. Coherentes. Por ejemplo, no puedes chillarles que no griten. Poner límites al niño empieza fundamentalmente con lo que los padres digamos pero sobre todo hagamos.
  7. No puede ser nada que no vayamos a cumplir ya que sino perdemos autoridad y credibilidad.
  8. Mejor si tienen una argumentación o explicación. Para mi es muy interesante que los límites no sean sólo porque lo digo yo, sino porque estás educando en algún valor o ética. Es importante, como en todo para mi relacionado con los pequeños, que lleve detrás mucha explicación y razonamiento. No pienses que no lo van a entender todavía, comprenden más de lo que pensamos.
  9. Deben estar entre la tradición y la normalidad
  10. Que desprendan siempre ternura, firmeza y buen humor. ¡¡Este es el que me gusta más!!! Creo que se pueden conseguir muchas más cosas desde la delicadeza y el humor.

No muevas a un niño con brusquedad, si puedes hacerlo con delicadeza; no lo muevas con delicadeza, si puedes decirle que se mueva; no se lo digas, si se lo puedes pedir. Alphie Kohn

 

¿Por qué en algunos casos nos cuesta tanto poner límites?

Existen 2 perfiles de padres a los que les cuesta poner límites:

  1. Aquellos padres que tienen dificultades con sus propios límites.
  2. Los que tienen "rencor" sobre aquellos que les pusieron límites o sobre los límites que les han puesto.

 

¿Qué relación tienes tú con los límites?

¿Te cuesta ponerlos? ¿Qué te es difícil? ¿Y fácil?

 

En resumen los límites deben proteger la vida de tu hijo, su vida es un GRAN TESORO, deben guiar sus pasos y generar equilibrio, donde acaba lo que se puede hacer y lo que no, y deben finalmente, ordenar y situar a cada uno en su lugar. Los límites son totalmente compatibles con la autonomía y la libertad. Es por ello que a mi me gusta hablar de educar en valores. Eso quiere decir que tú les ofreces unas pautas y un orden para que tu hijo crezca en un marco de seguridad y a la vez, libertad y expansión.

 

La autora

Claudia Bruna es mamá de 3 niños, coach profesional y autora del libro, "Descubriendo a Matías". Trabajó más de 10 años en dos multinacionales, Danone y Unilever, pero cuando fue mamá decidió cambiar su vida y tomar otro rumbo profesional. Se sumergió en el coaching a la vez que aprendía a ser mamá y descubrió el potencial y la utilidad que esta herramienta tenía en la relación entre padres e hijos. Desde entonces realiza conferencias, sesiones individuales y de grupo con la intención de acompañar a los padres en el proyecto más importante de su vida, educar a sus hijos. facebook.com/coachingpadres

Comparte  
Artículos invitados
Psicología y emociones
Mujer con los brazos alzados hacia el cielo
13-04-2014

Mejora tu autoestima

Tú eres una persona valiosa y tienes muchos motivos para estar orgullosa de ti misma.
Leer más
Tu sí que puedes
Psicología y emociones , Salud y hábitos
27-08-2014

La felicidad rejuvenece

Entrevista a Rafael Santandreu, psicólogo y divulgador que reparte su trabajo entre la psicoterapia con pacientes, su gran pasión, y la divulgación a través de libro y programas de televisión.
Leer más
Entrevistas
Psicología y emociones
09-02-2015

Vive con pasión y ofrece lo mejor de ti misma

Estamos en este mundo para mejorar como personas, venimos aquí para aprender y para dar lo mejor de nosotras mismas. El objetivo de nuestra vida es conseguir la claridad de la mente y la bondad del corazón. Es una certeza que para ser felices no tenemos que mirar hacia fuera, sino hacia dentro.
Leer más
Tu sí que puedes