Alimentación
26-01-2020

Cómo una alimentación Plant-based ayuda a proteger al planeta

¿Cómo hay que alimentarse para no dañar al planeta?
¿Tú también te lo preguntas?
Hasta hace apenas unos meses, muchas personas interesadas en temas de alimentación se hacían preguntas como estas: ¿hay que evitar los carbohidratos? ¿qué tipo de grasas necesito? ¿cómo debo combinar los alimentos? ¿cómo mejorar la adicción al azúcar?. Entre otras parecidas. Muchas personas, cada vez más, tienen claro que una alimentación adecuada es primordial para conservar la buena salud, prevenir enfermedades y llevar una vida más equilibrada.

Pero algo ha cambiado en los últimos meses. Algo que lleva manifestándose desde hace décadas pero que a nivel global hemos ignorado. La Naturaleza ahora está llamando nuestra atención, quizás en una llamada desesperada para hacernos reaccionar. No podemos seguir igual.

Los incendios masivos, las inundaciones, los temporales, la deforestación, las sequías... Nos están haciendo conscientes a la fuerza de que no podemos seguir consumiendo al ritmo al que lo estamos haciendo, malgastando recursos naturales, deforestando, vertiendo tóxicos, dañando el mundo animal y provocando cambios en el orden natural que amenazan nuestro futuro en el planeta.

Hay muchas corrientes, dietas de moda y mucha información. Esto puede llevarnos a un estado de confusión a la hora de diseñar nuestros hábitos de alimentación. Por suerte, existe un patrón de alimentación con el que los economistas, sociólogos, especialistas en medioambiente, nutricionistas y profesionales de la salud están de acuerdo en que es el ideal para la salud y la sostenibilidad planetaria. Un patrón de alimentación que ayuda a mantener una buena salud, prevenir enfermedades y alargar la vida. Hablamos de un patrón de alimentación de sostenibilidad planetaria.

"Los alimentos son la palanca más potente para optimizar la salud humana y la sostenibilidad ambiental en la Tierra. Sin embargo, los alimentos amenazan actualmente tanto a las personas como al planeta. La humanidad se enfrenta al inmenso desafío de proporcionar dietas saludables de sistemas alimentarios sostenibles a una población mundial en crecimiento. Si bien la producción mundial de calorías procedente de alimentos ha mantenido generalmente el ritmo de crecimiento de la población, más de 820 millones de personas todavía carecen de alimentos suficientes, y muchos más consumen dietas de baja calidad o demasiados alimentos. Las dietas poco saludables representan actualmente un mayor riesgo para la morbilidad y la mortalidad que la suma de las prácticas sexuales sin protección, el alcohol, las drogas y el tabaco. La producción mundial de alimentos amenaza la estabilidad climática y la resiliencia del ecosistema y constituye el mayor impulsor de degradación medioambiental y transgresión de los límites planetarios. En conjunto, el resultado es grave. Se necesita urgentemente una transformación radical del sistema alimentario global. Los alimentos son la palanca más potente para optimizar la salud humana y la sostenibilidad medioambiental en la Tierra.”
Informe Comisión EAT-Lancet 2019
 
 
El futuro es vegetal
La alimentación que sostenga el futuro ha de basarse en alimentos de origen vegetal, cultivados de forma sostenible y lo menos procesados posibles. Cuando hablamos de una dieta basada en alimentos de origen vegetal (plant-based) no nos referimos a comer solo ensaladas y fruta. ¡No te asustes! Esta dieta destaca por ser rica en verduras, frutas, cereales enteros, legumbres, frutos secos y semillas oleaginosas.

A esta base, según nuestras necesidades y apetencias, le podemos incorporar otros alimentos. Alimentos de origen animal como pescado, carnes magras, huevos y algún tipo de lácteo pueden consumirse en menor cantidad. Algunas personas optan por una alimentación exclusivamente basada en alimentos de origen vegetal. Otras, en cambio, a esta importante base rica en nutrientes le añaden una pequeña porción de alimento de origen animal.

Lo importante no son las restricciones, sino conseguir que todas las personas incorporen en su hábito de vida esta base de alimentos vegetales (plant-based).

¿Debemos basar nuestra dieta en alimentos vegetales?
Son muchas las razones por las que se recomienda que nuestra alimentación se base en verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas oleaginosas.

Varios estudios demuestran que en poblaciones que viven en el Mediterráneo presentan riesgos reducidos de enfermedades como el cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Ya en el año 1945, en el estudio de los siete países del nutricionista Ancel Keys observó la dieta mediterránea. Tradicionalmente consumida entre la gente del Mediterráneo, era baja en grasa animal y rica en verduras, legumbres, cereal integral, aceite de oliva y algo de pescado.

En la actualidad, el estudio PREDIMED es el mayor estudio que se ha hecho en los últimos años sobre la dieta Mediterránea. Este confirma los beneficios para la salud de consumir una dieta variada en vegetales, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas, por encima de los alimentos de origen animal.

Alimentos de origen vegetal: ¿qué nos aportan?
Los beneficios de seguir una alimentación Plant-Based Diet son múltiples. Primero de todo, nos asegura una alimentación baja en grasas saturadas, en azúcares añadidos y rica en fibra dietética.

Estas características nutricionales son fundamentales para asegurar un peso saludable y una buena salud cardiovascular, al mismo tiempo que nos previene de enfermedades como diabetes y cáncer.

La fibra dietética es una ayuda fundamental para mantener un buen funcionamiento intestinal, una buena microbiota y ayudar a reducir problemas de estreñimiento. También nos proporciona una fuente interesante de vitaminas (A, E, C, B), minerales (magnesio, zinc, potasio, hierro, entre otros) y compuestos fitoquímicos que aportan sabor, color y protección a las plantas, y son beneficiosos para nuestra salud. También son ricos en clorofila, componente importante para ayudar a oxigenar todos nuestros tejidos e importante depurativo natural. El hecho de basar la alimentación en alimentos de origen vegetal (plant-based) también nos ayuda a recuperar y mantener nuestra energía vital.

Beneficios para la salud de una alimentación plant-based
 Ya hemos comentado que una Plant-Based Diet nos aporta muchos beneficios. Ahora vamos a resumir cuáles son los más destacados:
  • Mejora el estreñimiento y regula el azúcar en sangre.
  • Mejora la energía y oxigenación de tejidos.
  • Protege el corazón.
  • Ayuda en la pérdida de peso.
  • Equilibra el estado de ánimo.

Come plant-based para cuidar de la Tierra.
Según la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations) (Organización para la Agricultura y la Alimentación) se necesita con urgencia adoptar dietas que sean sostenibles a nivel mundial.

Las dietas sostenibles deben incluir una gran parte de productos de base ecológica, locales y mínimamente procesados. Los hábitos respetuosos con el medio ambiente incluyen reducir el consumo de productos animales y aumentar el consumo de productos vegetales.

La FAO también menciona que los modos alternativos de producción como la agricultura ecológica pueden ser importantes para la promoción y desarrollo de dietas sostenibles. Este modelo de producción es más respetuoso con el medio ambiente que mejora la calidad del suelo y favorece la diversidad de plantas y fauna.

Así pues las dietas sostenibles según la FAO son aquellas con bajo impacto ambiental que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional. También deben garantizar una vida saludable para las generaciones presentes y futuras, respetando y protegiendo la biodiversidad y los ecosistemas.
 
 
Cómo hacer los cambios de forma equilibrada.
Cuando deseamos cambiar hábitos de alimentación, es fundamental estar bien informados y bien asesorados, para no caer en desequilibrios nutricionales, y para que los cambios no nos generen estrés añadido a nuestra agitada vida, por no saber qué escoger, dónde comprar, cómo cocinar, cómo combinar alimentos, dónde encontrar guías, recetas, menús y consejos para hacerlo adecuadamente.

Si has leído este post hasta aquí, te puedo echar una mano en este sentido. Nuestro trabajo en ¡Siéntete Radiante! consiste en orientar y acompañar a las mujeres que desean hacer cambios y mejoras en sus hábitos de alimentación. Desde hace años, preparamos menús y recetas siguiendo exactamente las pautas de todo lo que hemos descrito a lo largo de este post, así que si te animas a hacer el cambio, ¡puedes contar con nosotros para acompañarte a hacerlo de forma segura y amena!.

Anímate a unirte al próximo Programa online de 8 semanas, durante el que un equipo de expertos te acompaña día a día para que poco a poco vayas aprendiendo, experimentando, y compartiendo contenidos, recetas, menús, consejos e integrando una alimentación más sana y más sostenible en tu vida.
Comparte  
Come para ser mejor
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes