Psicología y emociones
08-03-2015

Cuerpo, mente y cultura están interconectados

Jader Tolja es médico, psicoterapeuta y formador de Anatomía Experiencial. Desde 1979 se dedica al estudio de la relación que existe entre cuerpo, mente y cultura. En 1984 empezó a enseñar cómo un estado físico y perceptivo es al mismo tiempo mental y emocional (y viceversa) en el Pratt Institute de New York, y desde entonces ha trabajado con diferentes universidades e institutos públicos y privados, en Europa y Estados Unidos. Es coautor de Pensar con el cuerpo (Ed. Del nuevo extremo), entre otras obras.

Los estudios del doctor Tolja abarcan campos tan amplios como la educación, el trabajo, la arquitectura, la salud, la música, las relaciones, el deporte, la moda o el lenguaje.

 

La Anatomía Experiencial

Darse realmente cuenta de que cada órgano vital está presente en el cuerpo, estando vivo, pudiendo ser accesible por vía experiencial, representa, para los que pueden aprovechar todo lo que ello implica, una profunda revolución en las técnicas corporales. En realidad, si consideramos que centrando la atención en el interior del cuerpo cambiamos también nuestro estado de conciencia, nuestra forma de pensar, nuestro nivel de percepción, la calidad de nuestro movimiento, nuestra voz y respiración, podemos entrever algunas de las múltiples posibilidades que se abren con esta exploración.

Por medio de la Anatomía Experiencial, de la cual el doctor Tolja es uno de los principales creadores, pueden explorarse los sistemas óseo, muscular, facial, ligamental, endocrino y nervioso, además de la piel, la grasa y los distintos órganos y fluidos que componen el organismo, y comprobar a través de la experiencia “cómo se sienten” estos órganos y lo que implica esto a nivel emocional.

 

El cuerpo holístico

La mente y el cuerpo de un ser humano nunca funcionan por separado, sino que son regulados internamente por una única forma de gestión del sistema global. Por lo tanto, cada vez que la medicina actúa sobre un aspecto físico, como fuerza y debilidad, juventud y vejez, en realidad se provoca una interferencia también sobre la mente. Si, por ejemplo, se curase una anemia con dosis adecuadas de hierro, sin tener en cuenta de qué manera el síntoma es un reflejo de que la mente necesita menos energía, es probable que, una vez que se haya resuelto el problema en el plano físico, la mente exprese su necesidad de otra forma, como la torcedura de un tobillo, una alergia, un agotamiento, etc. Porque el ecosistema humano, además de no estar loco, no está dispuesto a cambiar sus planes si no tiene motivos válidos.

Si observamos los zapatos, nos daremos cuenta de que no dejan espacio para distender de manera natural los dedos laterales. Ese diseño parte de una idea mental de lo que es un pie. Se diseña a partir de un molde cónico de madera acabado en punta; lo contrario a un pie. El cuerpo es una tensoestructura y al bloquear una articulación, otro lugar del cuerpo también se bloquea. Si uno camina con los pies contraídos no puede tener el resto del cuerpo relajado y libre, todo el cuerpo estará tenso. Pero el problema va más allá. La ansiedad es una expresión de un bloqueo de la respiración. Si el pie no tiene movilidad, se limita la respiración. Si ambos pies se mueven constantemente como dos bloques, inhibimos la alternancia de relajación y contracción entre los dos lados del cuerpo erradicando el concepto del dos en el cuerpo y en la mente. Como consecuencia, por ejemplo, no desarrollamos la capacidad de percibir al unísono las necesidades de dos personas diferentes y equivalentes. Percibimos que una debe adaptarse a la otra.

 

La alimentación

Si uno piensa que los alimentos de cultivo no orgánico, como los que llegan habitualmente a nuestra mesa, contienen en promedio alrededor de un cuarto del contenido de las principales sales minerales que el organismo necesita (como zinc, manganeso, cobre, hierro, magnesio) con respecto a los productos correspondientes cultivados con métodos naturales, es obvio que también las carencias generadas desde el exterior constituyen un ataque a la homeostasis. Con estas presuposiciones puede justificarse la ingestión saludable de un amplio espectro de vitaminas y minerales durante períodos en los que se sospecha que hay carencia por fuertes cambios físicos (después de una enfermedad o de una etapa difícil), basándose en análisis específicos o en otros indicios que proveen indicaciones acerca de los elementos que faltan. Pero si en estos casos se permite que el organismo restablezca las reservas agotadas de algún elemento individual, el uso sistemático de los complementos vitamínicos y minerales amenaza con comprometer un equilibrio que nadie puede afirmar conocer a fondo.

 

Arquitectura y entorno

En sus estudios, Jader Tolja trata de entender cómo todas las formas de diseño, desde el urbanismo hasta la moda, cambian a las personas a nivel neurológico. Ha participado en el European Creativity Festival organizado en Barcelona por el Art Directors Club of Europe. Según el doctor Tolja, nuestro sistema nervioso está diseñado de tal modo que modifica el interior de nuestro cuerpo en respuesta al exterior. Cualquier estímulo externo, una plaza dura o la presencia de agua, provoca un cambio en el interior de nuestro cuerpo. Los arquitectos, asegura, desconocen el efecto que van a crear en las personas. Ante una plaza de cemento el sistema nervioso interpreta que está inmerso en algo duro y escoge una actitud de alarma, el cuerpo no se relaja, y sí lo hace en presencia de agua o tierra. Hay estudios que demuestran que, por ejemplo, si desde la habitación de un hospital se ven árboles y verde, la persona ingresada es dada de alta tres días antes que la que no ve verde.

A partir de investigaciones neurocientíficas, Jader Tolja ha descubierto que si observamos la naturaleza, que es armónica, conectamos con el lóbulo frontal derecho, el sentir. Si en nuestro entorno hay muchos estímulos visuales, viramos al lóbulo frontal izquierdo, el que focaliza, creando una actitud obsesiva.

Tolja propone un nuevo modelo de diseño que tenga en cuenta el cuerpo humano. En el diseño de interiores, si la decoración y los muebles son bajos y horizontales, la sensación es de calma. Por el contrario, si hay muchos elementos altos y verticales nuestro sistema nervioso está más en alerta. Un espacio largo y estrecho nos lleva a una situación de alerta porque limita nuestras opciones de fuga. Un horizonte amplio nos proporciona sensación visceral de bienestar. Las ciudades y la mayoría de objetos están diseñados desde la teoría, la abstracción, la racionalidad, provocando situaciones de continuo esfuerzo físico y psíquico.

Comparte  
Prensa y noticias
Psicología y emociones
Mujer con los brazos alzados hacia el cielo
13-04-2014

Mejora tu autoestima

Tú eres una persona valiosa y tienes muchos motivos para estar orgullosa de ti misma.
Leer más
Tu sí que puedes
Psicología y emociones , Salud y hábitos
27-08-2014

La felicidad rejuvenece

Entrevista a Rafael Santandreu, psicólogo y divulgador que reparte su trabajo entre la psicoterapia con pacientes, su gran pasión, y la divulgación a través de libro y programas de televisión.
Leer más
Entrevistas
Psicología y emociones
09-02-2015

Vive con pasión y ofrece lo mejor de ti misma

Estamos en este mundo para mejorar como personas, venimos aquí para aprender y para dar lo mejor de nosotras mismas. El objetivo de nuestra vida es conseguir la claridad de la mente y la bondad del corazón. Es una certeza que para ser felices no tenemos que mirar hacia fuera, sino hacia dentro.
Leer más
Tu sí que puedes