Alimentación , Salud y hábitos
04-04-2016

Descubre el salmón rojo salvaje de Alaska

A diferencia del Océano Atlántico, donde vive una sola especie de salmón (el salmo salar), en el Pacífico Norte nadan seis especies de salmones, cinco de las cuales se pescan comercialmente en Alaska. Pertenecen al género Oncorhynchus, un término que combina dos palabras griegas: “onco”, que significa gancho o barbilla y “rhyno”, que significa nariz.

El salmón rojo u Oncorhynchus Nerka es una de las variedades de salmón salvaje del Pacífico Norte. Tiene un tamaño medio de 60 a 70 cm. y su forma es más fina que la de las otras especies. El peso medio de cada pieza es de 2,7 kg. y las gamas de pesos comerciales oscilan entre los 1,8 y los 4,5 kg. La carne del salmón rojo es firme, prieta y de un rojo intenso, sin las vetas de grasa típicas del salmón de piscifactoría, conserva su color incluso después de ser enlatada y es muy apreciada por los ahumadores y por el alto contenido de aceite de su carne.

 

Un pescado con gran valor nutricional y culinario

Este producto 100% salvaje, natural y sostenible destaca por su valor nutricional gracias a la aportación de proteína y omega 3. La cantidad de ácidos grasos omega 3 en el salmón rojo también le da a la carne un sabor rico y complejo. Los filetes o rodajas son fáciles de distinguir de otros salmones por el rojo -naranja intenso de la carne-, que es varios tonos más oscuro que cualquier otra especie, tanto en crudo como después de la cocción. Además se presta a cualquier tratamiento culinario, ya sea húmedo o seco, conservando su color distintivo cuando se cocina. Es un producto ideal para preparar a la plancha o al horno así como para platos de pescado crudo. El salmón rojo debe prepararse con una cocción mínima para que selle dentro todos sus jugos.

 

Valores nutricionales del salmón salvaje de Alaska

Kcal: 216

Proteínas (g): 27,3

Materia grasa total: 10,3

Grasas saturadas: 1.9

Colesterol (mg): 87 mg

Sodio (mg): 66 mg

Grasas Omega 3 (g): 1.2 g

Fuente: Alaska Sea food Marketing Institute

 

Alaska, pionero en la pesca sostenible
Alaska, situada en el extremo norte del océano Pacífico, tiene 75.600 kilómetros de costa y sus aguas, apartadas de las grandes rutas marítimas, cuentan entre las más claras y frías del planeta y son excepcionalmente ricas, entre otras especies, en salmón salvaje. Alaska es el último baluarte de este pescado ya que es donde habitan las poblaciones más numerosas y más sanas del planeta. La denominación salmón salvaje de Alaska agrupa cinco especies que nacen en los cristalinos ríos de Alaska y cuya vida adulta transcurre en el océano Pacífico del Norte. Los salmones de Alaska, al igual que sus semejantes del Atlántico, son anádromos: nacen y crecen en agua dulce, se desplazan luego a aguas saladas y regresan al río en que nacieron para desovar y luego morir (con excepción de los machos de un par de especies, que pueden volver al mar dos o tres veces). En sus migraciones, los salmones se desplazan en bancos numerosos, lo cual facilita su pesca. Son capaces de recorrer miles de kilómetros de ríos y de saltar cascadas de hasta 3 metros.

La situación pesquera de Alaska, ya de por sí magnífica, cuenta además, con una inmensa ventaja: está protegida desde 1959 por la constitución, que incluye desde su redacción la sostenibilidad en materia de pesca. Este ecologismo privilegia desde hace más de cincuenta años una pesca inteligente y racional.

Los productos del mar, fauna, (...) serán utilizados, desarrollados y mantenidos bajo el principio de mantenimiento sostenible..." Artículo VIII, Sección 4. Constitución del Estado de Alaska, 1959

La gestión de los recursos pesqueros de Alaska se adapta a las circunstancias de cada temporada de pesca y del día a día, y los responsables de dicha gestión pueden permitir o prohibir la pesca en determinadas aguas en función del comportamiento de los salmones, el nivel del agua y otras circunstancias. La idea es asegurar que un número suficiente de salmones no sean capturados en el océano y puedan desovar en los ríos, para que las poblaciones mantengan su tamaño. Por eso también las licencias de pesca existen en número limitado, que no puede aumentar. La calidad del pescado es mejor porque las cantidades que se pescan son más uniformes y ello permite una mejor manipulación a bordo y un procesado rápido; también se logra así reducir la cantidad de residuos. Además las redes de arrastre están prohibidas para la pesca del salmón salvaje. Existen tres maneras de pescarlo, estrictamente reguladas en cuanto a sus aspectos técnicos y sus periodos de utilización.

Todas las precauciones, leyes y reglamentaciones que rigen la pesca del salmón permiten ya no tan solo proteger los contingentes de salmón salvaje alaskeño sino, también, proporcionar una trazabilidad que el consumidor actual exige y agradece cada vez más.

 

Una alimentación saludable con productos del mar

Para satisfacer aún más a sus clientes y demostrar con creces la durabilidad de su gestión, el ASMI (Alaska Sea food Marketing lnstitute) contrató una auditoría externa, Global Trust, para que esta certificara que la pesquería alaskeña del salmón salvaje era gestionada de forma responsable y respetuosa con la naturaleza. Este certificado viene a garantizar el estricto cumplimiento de las normas de la FAO. El certificado de la Global Trust es una garantía adicional para el consumidor. Este, desde un punto de vista nutricional, solo puede beneficiarse de la ingesta de salmón salvaje.

Los productos de mar constituyen una de las claves más importantes para comer de forma saludable. La alimentación a base de productos del mar ayuda a prevenir el desarrollo de patologías crónicas que van deteriorando nuestra salud conforme envejecemos. La alimentación a base de pescados y mariscos no impide el desarrollo de enfermedades, pero puede retrasar o disminuir su posibilidad de aparecer y hacerlas más leves. De todos modos, y si bien consideramos que una alimentación rica en pescado es saludable, hay pescado y pescado. El salmón salvaje es especialmente rico en omega 3, en vitamina A, D, B6 y Bn. Y no solo eso: también contiene un alto porcentaje de hierro, magnesio y fósforo y posee menos grasa que una carne magra.

Un problema inherente a todo pescado -aparte de las espinas, claro- es su contenido en mercurio, presente en todos los peces y que puede ser peligroso si es consumido en exceso. Pues bien, se ha demostrado que el salmón de Alaska forma parte de los que tienen los niveles más bajos de mercurio de todos los pescados. El mercurio es un agente contaminante que por lo general se encuentra en pequeñas cantidades en todos los pescados y mariscos. Demasiado mercurio puede ser peligroso para las mujeres embarazadas y niños de baja edad. Deben evitar comer especies con alto nivel de mercurio –tiburón, pez espada, caballa y lofolátilo. Alimentarse con distintos tipos de pescado reduce el riesgo de ingerir demasiado mercurio. Afortunadamente, análisis recientes mostraron que el salmón, el pescado tipo bacalao y el abadejo de Alaska están entre los que tienen los niveles más bajos de mercurio de todos los pescados.

 

Decídete por el salmón rojo

Por el color festivo de su carne, por su textura, su sabor y su casi ausencia de espinas, el salmón salvaje de Alaska gusta hasta a los más "antipesccado", ¡niños incluidos! Ecológico, sostenible, salvaje, saludable, atractivo, delicioso... el método ¡Siéntete Radiante! lo recomienda a la hora de decidirte entre salmón y salmón.

Si quieres saber más, consulta la página web del Alaska Sea food Marketing Instittute.

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes