Ejercicio y prácticas saludables , Salud y hábitos
15-02-2016

Dolor: cuando el Qi deja de fluir

¿Por qué sentimos dolor?

La Medicina China entiende que todo dolor es debido a una ruptura entre el equilibrio Yin-Yang de nuestro cuerpo. Esta ruptura produce una alteración en la circulación del Qi (energía Vital) y la Sangre. Cuando la Sangre (Yin) y el Qi (Yang) circulan con fluidez, a través de la red de meridianos energéticos que recorren nuestro cuerpo, los órganos y tejidos disfrutan de una nutrición, calor y vitalidad adecuados. Cuando el fluir natural del Qi y la Sangre se alteran aparece el estancamiento y el dolor.

 

¿Qué produce el estancamiento de Qi y Sangre?

​Los principales factores son:

Falta de Qi o Sangre: la sangre, gracias a la propulsión del Qi, llega a cada músculo, tendón, hueso y articulación. De esta manera aporta el oxígeno y nutrientes necesarios para su funcionamiento óptimo. La falta de Qi o Sangre estanca su circulación, fallando el aporte nutritivo, lo que favorece la aparición de lesiones y dolores. La falta de Qi o Sangre puede ser debida a la edad avanzada en la que la energía Renal, que es la fuente de Yin y Yang de todo el cuerpo, va disminuyendo, el metabolismo (Yang y Qi) se ralentiza, el cuerpo pierde agua e hidratación (Yin y Sangre). La energía Renal es, además, la encargada de mantener la salud de nuestros huesos y articulaciones. Otra causa de deficiencia de Qi y Sangre es una nutrición inadecuada. Nuestro cuerpo se nutre del Qi de los alimentos y bebidas que ingerimos, el Qi del aire que respiramos y el Qi de nuestros pensamientos y emociones. Los excesos mentales y emocionales y el estrés mantenido consumen el Qi y la Sangre.

Estancamiento de Qi: el Hígado, además de reservar la sangre, regula la circulación del Qi y mantiene la salud de nuestros tendones. Para que el Qi de Hígado fluya correctamente es importante un equilibrio y expresión emocional saludables. La represión de nuestras emociones, la frustración, el enfado y las preocupaciones, bloquean el Qi. Esto provoca alteraciones emocionales variadas (volubilidad, depresión, baja tolerancia al estrés…), dolores musculares, migrañas y cefaleas, tendinitis y dolores menstruales.

Traumatismos: el impacto recibido en nuestro cuerpo puede alterar la circulación del Qi y la Sangre produciendo dolor agudo, con calor e inflamación.

 

Cómo mantener activo el flujo de Qi y Sangre para mejorar el dolor

Aliviar el dolor y mejorar tu salud en todos sus aspectos está al alcance de tu mano si sigues estos consejos:

Fortalece tus Riñones: de esta manera mantendrás el Yin y el Qi de tu cuerpo en forma favoreciendo tus huesos y articulaciones. Los alimentos que tonifican la energía Renal son:

  • Raíces como la zanahoria, el nabo...
  • Alimentos de color negro como las algas, el sésamo, el miso, el tamari, las uvas negras…
  • Alimentos marinos como el pescado, el marisco y las algas.
  • Semillas como las nueces, el sésamo, los piñones, las almendras…
  • Legumbres: soja negra, lentejas y sobre todo los Azukis, unas alubias moradas con forma de riñón.
  • También fortalecen el Qi Renal los baños de mar o baños con sal marina.

Cuida tu Hígado: conoce y expresa quién eres. Respeta, acepta y transmite tus emociones. Sé creativo y permítete vivir aquello que siempre has deseado. El Hígado representa el empuje para que materialices tus sueños y proyectos. Muchos dolores son debidos a la represión emocional, a sueños e ilusiones dejados a un lado. El dolor emocional reprimido se expresa con dolores corporales. A nivel nutricional el Hígado necesita una alimentación limpia y libre de tóxicos y alimentos Yin con propiedades hidratantes: frutas y hortalizas frescas y verduras de hoja verde.

Activa el Qi de tu cuerpo: el ejercicio moderado diario tipo Yoga o Qi Gong activan la circulación del Qi y la Sangre en los meridianos. Esto nutre tus órganos y tejidos aportando una agradable sensación de bienestar mental y corporal.

Alimenta tu cuerpo con Qi de calidad: nuestro cuerpo se alimenta de la comida y líquidos que ingerimos, aire y pensamientos.

  • Hidrata tu cuerpo bebiendo agua mineral y descartando bebidas deshidratantes como el alcohol, el café y refrescos azucarados.
  • Come alimentos frescos y nutritivos y evita los alimentos desvitalizados y excesivamente procesados como las harinas blancas, el azúcar, las salchichas y carnes procesadas, la bollería…
  • ¡Respira! La respiración es nuestra fuente de oxígeno. Es importante ser conscientes de ella y respirar a un ritmo y profundidad adecuados. Una respiración profunda y sosegada nos devuelve al presente calmando nuestra mente.
  • Elige pensamientos constructivos y positivos: Una actitud positiva frente a la vida aporta vitalidad y alimenta nuestro espíritu, en medicina China conocido como Shen. El Shen engloba todos los aspectos mentales y emocionales de la persona. Los sabios chinos decían que si el Shen estaba sano y feliz, no podía aparecer la enfermedad.

 

Dolores agudos y Dolores crónicos

El dolor, dependiendo de sus características y la forma en que mejora o empeora, puede ser Yin o Yang.

El dolor Yang es agudo, aparece rápido y desaparece también relativamente pronto. Empeora con la actividad o la presión de la zona dolorosa. Para mejorar el dolor debemos equilibrar el exceso de Yang con tratamiento Yin: un traumatismo con inflamación y calor (Yang) precisará de frío y reposo (Yin). Una migraña por exceso alimentario o emocional (frustración, enfado, preocupación) precisa de reposo y mejorará con el vaciado estomacal-intestinal o emocional.

El dolor Yin es crónico y difuso. Aparece despacio y su duración en el tiempo es más larga. Mejora con la actividad y la presión de la zona dolorosa. Para mejorarlo equilibraremos el exceso de Yin con tratamiento Yang: masaje profundo, ejercicio y estiramientos moderados. Un ejemplo son los dolores generados por artrosis, que son difusos y van acompañados de rigidez matutina (Yin), y mejoran con el movimiento, el calor y el masaje (Yang).

 

Conclusión final

El principio de la Medicina China es restablecer el equilibrio: si tienes una vida agitada y el  estrés es habitual en ella busca la calma. Si a tu vida le falta acción y es excesivamente sedentaria, ponte en marcha y actívate! Valora los aspectos de tu vida y de tu salud. ¿Demasiado Yin? ¿Excesivo Yang? Compénsalo con su complementario y encuentra tu equilibrio. Tu cuerpo y tu mente lo agradecerán :-)

 

La autora

Ruby Clivillé es Naturópata y Licenciada en Medicina China por la Universidad de Gales (Reino Unido). Las terapias naturales le han dado a su vida un nuevo prisma bajo el cual ha podido desarrollar su creatividad y comprensión de todo lo que nos rodea: emociones, relaciones, hábitos de vida y sus resultados… El compartir este conocimiento de forma creativa y el amor que su hija Giulia despiertan en ella son la mayor alegría en su día a día.

Comparte  
Artículos invitados
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes