Psicología y emociones
29-02-2016

Happy children, healthy children

happy children

Hay estudios que hablan de la importancia del buen humor, de los buenos sentimientos y de los pensamientos positivos en la calidad de vida y salud global de la persona. Dicen los expertos también que el impacto de la felicidad en la salud no tiene que ver con un momento de felicidad puntual sino con una vida larga en plenitud. ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a ser más felices y por tanto a que crezcan sanos y fuertes?

 

Respeta sus valores

El amor verdadero es el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es. Jorge Bucay.

¿Qué es lo realmente importante para tu hijo? ¿Cuáles son sus sueños? ¿Qué es lo que más le conecta con su sonrisa? ¿En qué momento lo ves dar un salto de la silla? ¿En qué momentos le ves reír a carcajadas? ¿En qué momento le ves en paz? Busca esos momentos donde lo ves en plenitud y equilibrio. Es allí donde nacen sus valores. Quizá no son tus momentos de plenitud, pero sí los suyos. Sus valores  son su guía de viaje, la brújula que le muestra el camino de su vida. Son lo que define un poco quién es tu hijo y cómo es. Podrá tomar buenas decisiones en su vida y conocerá mejor su camino si le permitimos conectar antes con sus valores.

 

Potencia sus "súper-poderes"

Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes. Stephen Covey

¿Cuál es el súper-poder de tu hijo? Sir Ken Robinson en su libro, "El Elemento" nos viene a decir que la vida es más positiva y más feliz, desde aquello que somos o que innatamente tenemos facilidad en hacer; desde nuestras habilidades y fortalezas. No hay que buscar niños iguales ni niños que se parezcan a nadie. Se trata de dejar que los niños sean lo que son, con su autenticidad y originalidad, porque es allí donde nace su felicidad. Ayuda a tu hijo a descubrirse y conocer en qué destaca y en qué es bueno. Será mejor deportista, o mejor artista, o un gran jardinero, no importa lo que sea, lo que importa es que lo que haga, le haga feliz. Ya no se trata de luchar por aquello que debemos ser sino amar aquello que somos.

 

Ayúdales a manejar sus emociones

Rabia, tristeza, frustración, miedo, cólera... cuán importante es detectarlas y hablar de ellas. Las emociones ni son buenas ni malas, simplemente nos dan información sobre quiénes somos y lo que nos ocurre. Es muy importante hablar de ellas y eliminarlas para que no se queden enquistadas y para poderlas manejar adecuadamente.

Aquí te dejo 4 pautas para empezar a hablar de sus emociones… No olvides que es bueno que tú también hables de ellas.

  • Te veo triste cariño, ¿cómo estás? ¿qué te ocurre?
  • ¿Dónde sientes esa pena o ese dolor?
  • Vamos a hablar un poco de esa pena o ese dolor…
  • ¿Qué te pone triste? ¿Qué te hace enfadar tanto?

Puedes mostrarle diferentes emociones con dibujos para ayudarle a conocerlas e identificarlas.

 

No etiquetes

Tenemos la manía de juzgar y criticar y es que no nos damos cuenta de ello. Ponemos etiquetas a cualquier cosa que hacen: "es movido", "es gritón", "es malo en mates", "no tiene arte", "es un glotón"… ¿Qué impacto en la felicidad de tu hijo puede tener escuchar cada día alguna de estas etiquetas? Cuando etiquetas a un niño le quitas poder, le quitas la posibilidad de también ser otras cosas. Y sin duda, son muchísimas más.

 

Que se sientan autónomos y capaces

No protejas demasiado a tu hijo ni le inhabilites. Hazlos autónomos y que se sientan capaces. Que vean que por sí solos consiguen cosas y tienen éxitos pero que también, a veces, fracasan.

El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito. Henry Ford

 

Fomenta su creatividad e imaginación

El mundo de los niños está lleno de creatividad e imaginación. Cuando nos vamos haciendo grandes, estas habilidades tan maravillosas van desapareciendo… ¿Por qué? Porque tendemos a mirar las cosas desde un único lugar, somos estáticos y nos creemos que las cosas sólo pueden ser de una manera.

Por ejemplo, imagina que un niño nos trae dibujado un árbol de color rojo, ¿qué le dirías? NO CARIÑO. Un árbol no es rojo un árbol es verde. ¿Cuál crees que es el impacto en él? Desilusión, desgana, tira el dibujo… Y si en su lugar le dices: anda hijo, qué original tu árbol rojo, es precioso y nunca nadie me lo había pintado así. ¿Cuál crees que es ahora el impacto en él? Evitemos el: "no" o "yo lo haría así" ya que tú eres tú y él es él. Claro que tú lo harías diferente. Y seguro que hay 100.000 maneras de hacerlo y cada una puede ser igual de válida. Cree y crearás, decía Einstein.

 

Hazle reír mucho

Hay muchos estudios que demuestran que la Risa y el Buen Humor activan las defensas inmunológicas. Reír es una manifestación de alegría que definitivamente contribuye al buen estado de la salud física y mental.

Expertos han demostrado los enormes beneficios de la risa. Algunos de ellos destacan que la risa, además de mejorar el estado de ánimo, calma la ansiedad y la depresión, favorece la comunicación, da mayor esperanza de vida y embellece a la persona. Esto resulta saludable mientras la verdadera sonrisa surja del corazón, de una genuina alegría.

Una manera de hacerles reír es ponerte a su nivel y hacer sus mismas payasadas. ¡¡No cuesta nada y ellos se mueren de risa!! El mejor regalo que puede recibir un padre, es la sonrisa de sus hijos.

 

Jugar

¿Cuánto juegas con tu hijo? Me atrevo a decir que las dos cosas que más felices le hacen a los niños son:

  1. Estar con sus padres
  2. Jugar

¿A qué esperas? Dedícale 20 minutos al día, no es mucho para ti pero sí para él.

 

Comer y descansar

La alimentación está cambiando mucho, nos estamos dando cuenta de que lo que ingerimos tiene un impacto directo en nuestra felicidad también. Tenemos que comer cosas que nos den energía a la vez que nos mantengan sanos y fuertes. Cuidemos la salud de nuestros hijos y permitamos unos buenos descansos para afronten el día con energía e ilusión. Cuidemos las extraescolares, los deberes o las tareas en casa. Todo debe estar equilibrado, respetando la edad y el ritmo de cada niño.

 

Ser modelo de felicidad

Es el último consejo pero casi el más importante. No sólo porque tus hijos ven el mundo a través de tus ojos sino porque te necesitan fuerte y sano. ¿Cómo te sientes tú en estos momentos de tu vida? ¿Qué les estás transmitiendo a ellos? ¿Te sientes enfadado y estresado todo el día o te sientes tranquilo y feliz?

Nada cambia, si yo cambio, todo cambia. Marcel Proust.

 

La autora

Claudia Bruna es mamá de 3 niños, coach profesional y autora del libro, "Descubriendo a Matías". Trabajó más de 10 años en dos multinacionales, Danone y Unilever, pero cuando fue mamá decidió cambiar su vida y tomar otro rumbo profesional. Se sumergió en el coaching a la vez que aprendía a ser mamá y descubrió el potencial y la utilidad que esta herramienta tenía en la relación entre padres e hijos. Desde entonces realiza conferencias, sesiones individuales y de grupo con la intención de acompañar a los padres en el proyecto más importante de su vida, educar a sus hijos. facebook.com/coachingpadres

Comparte  
Artículos invitados
Psicología y emociones
Mujer con los brazos alzados hacia el cielo
13-04-2014

Mejora tu autoestima

Tú eres una persona valiosa y tienes muchos motivos para estar orgullosa de ti misma.
Leer más
Tu sí que puedes
Psicología y emociones , Salud y hábitos
27-08-2014

La felicidad rejuvenece

Entrevista a Rafael Santandreu, psicólogo y divulgador que reparte su trabajo entre la psicoterapia con pacientes, su gran pasión, y la divulgación a través de libro y programas de televisión.
Leer más
Entrevistas
Psicología y emociones
09-02-2015

Vive con pasión y ofrece lo mejor de ti misma

Estamos en este mundo para mejorar como personas, venimos aquí para aprender y para dar lo mejor de nosotras mismas. El objetivo de nuestra vida es conseguir la claridad de la mente y la bondad del corazón. Es una certeza que para ser felices no tenemos que mirar hacia fuera, sino hacia dentro.
Leer más
Tu sí que puedes