Alimentación , Salud y hábitos
26-05-2014

La nutrición energética es una forma de alimentarse con sentido y propósito

Dr. Jorge Pérez-Calvo

Hace treinta y cuatro años, gracias a la influencia de un catedrático, nació en el Dr. Jorge Pérez-Calvo el interés por la nutrición. Desde entonces practica la medicina integrativa, que combina la medicina tradicional con la natural. Sin abandonar el rigor científico de la medicina convencional, trata a la persona como un todo en el que se integran la parte física, las emociones y la psique, y utiliza la alimentación como terapia.

Formado como médico en el Hospital de la Vall d’Hebron, tiene además una extensa experiencia en medicina natural, medicina tradicional china, acupuntura, dietoterapia, medicina biológica, terapia neural y medicina neurofocal, medicina macrobiótica, homeopatía, auriculomedicina, nutrición ortomolecular y medicina psicosomática, entre otras disciplinas, le dan una comprensión holística y global del hombre y su naturaleza.

En su último libro, Alimentos que curan, escrito en coautoría con Pilar Benítez y publicado recientemente por la editorial Oniro, explica cómo podemos prevenir las enfermedades degenerativas modernas a través de una alimentación que tiene en cuenta las propiedades energéticas de cada alimento. 

Según el Dr. Pérez-Calvo, existe además una relación entre las emociones y los distintos órganos del cuerpo, de modo que la alimentación puede ayudarnos también a alcanzar el equilibrio mental, emocional y sexual. Mediante la combinación adecuada de alimentos, su modo de preparación y de cocción, y el uso adecuado de sus propiedades energéticas y nutricionales, se puede prevenir y curar enfermedades, y mejorar nuestro estado de salud. Recomienda que busquemos alimentos de primera calidad, de cultivo ecológico preferentemente, y seleccionar minuciosamente tanto los alimentos como los tipos de cocción adecuados. 

 

Cómo debemos comer

Como norma general, los alimentos deben ser de la región y la temporada estacional en que nos encontremos. Por ejemplo, si una persona tiene el hígado inflamado, eso indica que hay una condición de calor y humedad del órgano, por tanto, son recomendables los alimentos que enfríen, que refresquen el hígado, y que sequen la humedad, como las plantas de naturaleza amarga, fría y secantes: boldo, fumaria o endibia; o los alimentos verdes ricos en clorofila; o cereales como el centeno. Y si además hay deficiencia de fluidos y de la sustancia básica del hígado, como suele suceder, añadiremos también alimentos dulces y frescos, como las alcachofas, la infusión de cabellera de maíz, la cebada, la uva roja, o el espárrago… Nutriendo así el hígado para que no tienda a recalentarse.

Para el doctor, en el estrés y la ansiedad hay muchos factores a considerar: en general si hay un exceso de desgate, tanto de recursos biológicos como energéticos, será necesario que la alimentación sea lo más nutritiva y energizante posible. Por eso debemos evitar principalmente los endulzantes refinados o químicos, y el alcohol. Y si se evita también el exceso de picantes calientes y café, alimentos que favorecen que haya un exceso de calor en la zona cardíaca y torácica, también ayudaremos a reducir el estrés y la ansiedad. 

 

Estrategias nutricionales personalizadas

También debemos adaptar nuestra alimentación a nuestra edad, sexo, tipo de actividad laboral, estatura y constitución. En su consulta, el Dr. Pérez-Calvo diseña una estrategia nutricional personalizada para cada tipo de persona y situación.

Es un gran defensor de la “cultura nutricional”, que considera que debería enseñarse en las escuelas, yendo algo más allá de la nutrición bioquímica que nos habla de calorías vitaminas y proteínas, que es muy importante, pero también deberían incluirse conocimientos desde el punto de vista energético, el que tiene que ver con la función de cada alimento y lo que debemos comer en cada momento. Por ejemplo, si tenemos que estudiar, practicar deporte o recuperarnos de una enfermedad. Si quieres relajarte, come fruta. Si lo que necesitas es estar en forma y despierto durante la semana, evita los alimentos dulces.

En cualquier caso, comer bien se resume en lo siguiente: hay que intentar que entre el 40 y el 50% de la ingesta energética provenga de carbohidratos complejos (cereales integrales, hortalizas y legumbres). Hay que evitar, o reducir al mínimo, las grasas saturadas y el colesterol (proteína animal no marina), y comer más proteínas de origen vegetal (legumbres y derivados de la soja). El Dr. Pérez-Calvo afirma que la introducción de carnes en la dieta diaria empezó en la época de la Revolución Industrial. Antes de eso, la alimentación se basaba fundamentalmente en cereales, verduras y legumbres, que son precisamente los alimentos que nos protegen y nos aportan más energía.

Tal como explica en su libro ¡Revitalízate!, publicado por RBA, los alimentos son fundamentalmente energía, al igual que todo el universo. Esta teoría traslada a las pautas alimentarias lo que se conoce como polaridad energética o principio de los opuestos, el yin y el yang. La atracción que ejercen ambos polos realmente responde a una búsqueda de equilibrio y armonía que es la que al final debe guiar nuestra alimentación.

“Al conocer qué efectos van a tener los alimentos sobre nuestro estado, podemos escoger qué comer en función de lo que queramos conseguir. Por eso consideramos que entender y aprender lo que es la nutrición energética es una forma de poder alimentarse con sentido y con propósito”.

Es importante, comer regularmente de tres a cinco veces al día, según la naturaleza de nuestro metabolismo, una cantidad suficiente, sin picotear entre horas. Debe hacerse un buen desayuno en el que se incluyan cereales integrales, hacer una comida donde no puede faltar el cereal y la proteína, y una cena más frugal con verduras y proteína, por ejemplo, pero procurando cenar pronto, antes de las nueve de la noche si es posible.

 

El calcio y la salud femenina

Las mujeres que hacen ejercicio de manera prolongada a menudo tienen problemas de calcio similares a los de las mujeres mayores. Un ejercicio moderado previene la pérdida de calcio, pero en las mujeres un exceso de actividad física coloca la probabilidad de pérdida de calcio al mismo nivel que en mujeres postmenopáusicas. Para detener la rápida pérdida de calcio, las mujeres atletas deben seguir ciertas pautas.

En lo que se refiere a la salud femenina, el doctor también ofrece otras opciones para mejorar el equilibrio hormonal. Uno es el uso regular de hierbas como suplemento alimenticio. La hierba china Dan Gui (Angélica Sinesis) es tan efectiva para regular el desequilibrio hormonal que a menudo alivia los síntomas de menopausia. En China las mujeres usan Dan Gui como alimento, poniendo la raíz en la sopa. Esta raíz es muy dura en su estado seco, y con ella se puede preparar una decocción herbal. Tiene el aroma del apio y es particularmente beneficiosa para las personas pálidas, débiles, anémicas con tendencia a la circulación pobre y con signos de frío. No se debe usar con signos de calor, como rojeces, inflamaciones, fiebre y también está contraindicada en casos de diarrea y abdomen hinchado.

Cuando se toman suplementos de calcio en forma de pastillas suele aparecer un exceso de este mineral, y resulta en la pérdida de otros minerales en el cuerpo, especialmente hierro, zinc y magnesio. Simultáneamente el sobreconsumo de pastillas de calcio y vitamina D puede causar depósitos de calcio en los huesos y en los tejidos, especialmente en los de los riñones. Por eso es preferible que nuestro organismo obtenga el calcio directamente de los alimentos:

Fuentes de Calcio

Alimentos(100 mg)

Calcio(en mg)

Alga Hiziki

1.400

Alga Wakame

1.300

Alga Kelp

1.099

Alga Kombu

800

Queso brick

682

Sardinas

443

Alga Agar Agar

400

Alga Nori

260

Almendras

233

Grano amaranto

222

Avellanas

209

Perejil

203

Nueces de brasil

186

Semillas de Girasol

174

Berros

151

Garbanzos

150

Quinoa

141

Soja negra

135

Pistachos

135

Judias Pintas

135

Alga Spirulina

131

Yogurt

121

Leche

119

Semillas de sésamo

110

Col China

106

Tofu

100

Nueces

99

Salmón

79

Quesos Coltage

60

Huevos

56

Arroz integral

33

Pescado Azul

23

Pollo

11

Ternera

10

El Dr. Pérez-Calvo es autor de los libros Nutrición energética y salud (Grijalbo), ¡Revitalízate! (RBA), Alimentos que curan  (Oniro), Nutrición energética para el sistema digestivo (Edaf) y Nutrición energética para el hígado y la vesícula (Edaf).

Comparte  
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes