Salud y hábitos
12-07-2015

Las claves para escoger desodorante

Un desodorante debe anular el olor corporal, pero tiene que permitir el proceso natural de transpiración. Necesitamos sudar para eliminar toxinas y para que nuestro cuerpo mantenga una temperatura adecuada. Sudamos como respuesta a una temperatura elevada, al ejercicio físico o como resultado de alteraciones emocionales. El sudor se genera en las glándulas sudoríparas y se compone de agua, toxinas y sustancias que el cuerpo necesita desechar.

El sudor huele mal cuando entra en contacto con las bacterias de la piel, y los desodorantes nos sirven para neutralizar ese olor corporal desagradable y sentirnos limpias.

Sin embargo, es importante saber que no debemos usar cualquier tipo de desodorante.

Muchos desodorantes de uso muy extendido contienen ingredientes tóxicos y nocivos, Es preciso huir de ingredientes como el clorhidrato de aluminio, el butano, el isobutano y optar por ingredientes procedentes de ingredientes naturales.

El aluminio se utiliza como ingrediente en los desodorantes convencionales para conseguir un efecto antitranspirante. Se encuentra en forma de clorhidrato de aluminio, y lo que hace es inhibir el exceso de sudor, evita la eliminación de sustancias tóxicas a través de las axilas. El objetivo es muy claro y realmente es eficiente, pero con consecuencias para la salud, porque lo que realmente se consigue es asfixiar la piel, se taponan las glándulas sudoríparas, lo que favorece la aparición de trastornos cutáneos y otros problemas de salud más graves. Un exceso de este metal en el cuerpo puede originar enfermedades degenerativas del sistema nervioso. Su absorción se produce tanto por vía oral como través de la piel.

Los desodorantes naturales utilizan diversos principios activos e ingredientes aromáticos que neutralizan el olor corporal sin bloquear los poros de la piel.

La salvia, por ejemplo, es ligeramente astringente y se utiliza para controlar la transpiración, el aceite de árbol de te, tiene efecto antibacteriano y ayuda a combatir el olor de la transpiración, la camomila, que parece que huele a limpio, como la lavanda, el aloe vera, que refresca y calma la piel de las axilas, el tomillo, que es antimicrobiano, la menta, que es refrescante...

Las que tengáis edad para ello, quizás recordéis a vuestro padre o abuelo que después de afeitarse con cuchilla, pasaban por la cara una piedra transparente. Ese cristal mineral, también llamado piedra de alumbre, también es el desodorante más antiguo. Tiene efecto astringente y desinfectante, y se aplica sobre las axilas húmedas tras la ducha o bien humedeciendo el cristal antes de aplicarlo. Y también resulta ideal para después de la depilación, para prevenir que se infecten los poros irritados.

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes