Alimentación
21-11-2017

Pan integral con semillas de lino

Ingredientes

  • 350 g harina de espelta integral
  • 100 g de harina de centeno integral
  • 25 g de semillas de lino molidas
  • 50 g de semillas de lino enteras
  • 350 ml de agua tibia
  • 1 cdita. de melaza de cebada
  • 1 cda. de aceite de linaza (o de oliva virgen extra)
  • 1 cdita. de sal
  • 25 g de levadura fresca

 

Se hace así

Reserva 25 gramos de semillas de lino enteras para esparcir sobre el pan antes de hornear.

En un bol mezcla las harinas con la sal y agrega las semillas molidas y 25 gramos de semillas enteras.

Haz un hoyo en el centro y añade poco a poco el agua tibia, la melaza de cebada, el aceite y la levadura. Remueve mezclando bien hasta formar una masa.

Tapa con un paño y deja reposar hasta duplicar su tamaño (la levadura fermentará), aproximadamente 2 horas.

Puedes dividir la masa y hacer pequeños panecillos o un pan único. No apretes la masa, haz unos cortes en la parte superior y esparce las semillas de lino por encima.

Colócalos en placa de horno enharinada.

Hornea a 220ºC hasta que se dore, aproximadamente 30 minutos.

 

De esta receta es interesante que sepas

Al tener mayor cantidad de fibra es más saciante y menos calórico que "un pan blanco". Ayuda a mantener la glucemia en sangre y favorece el tránsito intestinal.

Comparte  
Recetas saludables
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes