Hogar, plantas y animales , Salud y hábitos
29-09-2014

Por qué los sabios prohíben las pantallas a sus hijos

Padres mirando ipad con niña

Si, como yo, tienes que pasar varias horas delante del ordenador muchos días a la semana, es interesante que sepas esto. Cuando miramos de forma constante una pantalla luminiscente, como las de la televisión, los móviles, las tabletas, el portátil o el ordenador de sobremesa, nuestro organismo debe aportar a la vista gran cantidad de nutrientes y de sangre para poder soportar y asimilar la luz y la información que nos llega a través de los ojos.

Si nos paramos a pensarlo, en la naturaleza no existe ningún objeto luminiscente al que estemos mirando durante horas, aparte del sol, pero a esta gran estrella no podemos mirarla directamente más de unos pocos segundos sin dañarnos la vista. No estamos diseñados para mirar fijamente durante horas objetos que desprendan luz, y al hacerlo, provocamos efectos nocivos sobre nuestra salud y bienestar.

Algunos profesionales de la salud empiezan ya a describir qué hábitos como el que estamos comentando, son responsables de síntomas variados que pueden ir desde alergias cutáneas, dermatitis o neurodermitis, a cansancio, problemas para dormir (bien sea insomnio por la noche o insomnio por despertarse por la madrugada), o ansiedad. También se puede producir sensación de vacío interno, sin causa justificada, con sentimiento de desmotivación vital.

Otros síntomas acompañantes producidos por exceso de exposición a las pantallas pueden ser problemas musculares o tendinosos, un aumento de la susceptibilidad, nerviosismo, falta de sosiego, irritabilidad y cansancio*. *(fuente: “Nutrición energética y salud” Dr. Jorge Pérez-Calvo, ed. Random House)

 

Proteger a nuestros hijos

En un reciente artículo publicado por The New York Times, el periodista Nick Bilton explica que, en un encuentro con Steve Jobs (el fundador de Apple) en 2010, le comentó inocentemente: “Tus hijos deben estar encantados con el Ipad”. Ante su sorpresa, el empresario multimillonario le contestó: “Nunca lo han usado. Limitamos mucho el uso de la tecnología en casa.”

Otros expertos en tecnologías de la comunicación mundialmente famosos también consideran que hay que limitar el tiempo que pasan los niños delante de las pantallas. La mayoría de ellos no les dejan utilizarlos durante la semana, y en los días libres les imponen un tiempo límite.

¿Acaso estos expertos saben algo que los demás desconocemos?. Muchos niños pasan horas y horas enganchados a tablets, teléfonos móviles y videojuegos día y noche. ¿Por qué quienes más saben del tema limitan a sus hijos el acceso a estas tecnologías?.

Chris Anderson, directivo de la multinacional 3D Robotics, que desarrolla tecnología dron, también ha impuesto límites al uso de los dispositivos electrónicos en su casa. “Mis hijos se quejan de que somos unos exagerados, y dicen que ninguno de sus amigos tienen las mismas reglas. Pero nosotros conocemos los riesgos de la tecnología de primera mano. Lo he sufrido en mí mismo, así que no quiero que les ocurra también a mis hijos”.

Anderson se refiere al peligro de acceder a contenidos perjudiciales, como pornografía, el abuso por parte de otras personas o la posibilidad de desarrollar una adicción al ordenador.

Evan Williams, fundador de Twitter, dice que en lugar de iPads en su casa hay cientos de libros que los niños pueden leer cuando quieran.

Por lo general, las normas se ajustan según la edad. Los niños más susceptibles de desarrollar una adicción son los menores de 10 años, así que sus padres no les dejan utilizar dispositivos electrónicos durante la semana. Los fines de semana les ponen un límite de 30 minutos a 2 horas. A los niños entre 10 y 14 años les permiten utilizar el ordenador durante la semana, pero sólo para realizar las tareas de la escuela.

Algunos padres también prohíben a sus hijos la utilización de las redes sociales, así que se aseguran de que no publiquen algo que en el futuro les pueda perjudicar. Y, sobre todo, la regla número uno es la siguiente: “No se permiten pantallas en el dormitorio. Nunca”.

Si te interesa más información sobre los peligros de internet para tus hijos, no dejes de leer Tranki pap@s, de Pere Cervantes y Oliver Tauste. 

Pero además, algunos estudios recientes demuestran que el uso prolongado de las pantallas puede afectar a la vista, producir problemas de insomnio en los niños, e incluso aumentar el riesgo de cáncer debido a la exposición a las ondas electromagnéticas del teléfono y el wi-fi. Sin duda, aún nos queda mucho por saber sobre los riesgos potenciales del uso de estas tecnologías.

 

¿Cuántas son las horas máximas de uso de pantallas para que éstas no sean perjudiciales?

En general, abusamos de las horas que pasamos ante la pantalla bien sea de ordenador, móvil, tableta o de televisión. ¿Os habéis parado a contarlas? Es frecuente que pasemos, sin darnos apenas cuenta, más de 2 horas diarias de exposición de la vista a la luminiscencia de las pantallas.

Según el Dr. Riwo Oboh-Weilke, profesor de oftalmología en el Hospital Universitario de Georgetown, las dolencias oftalmológicas están aumentando desde que aparecieron las pantallas de tablets y teléfonos móviles: "El principal problema es que, cuando la gente está concentrada ante la pantalla, se olvidan de parpadear. Normalmente parpadeamos unas 18 veces por minuto aproximadamente. Pero cuando estamos delante de una pantalla lo hacemos con una frecuencia inferior a la mitad".

La falta de lubricación natural produce sequedad ocular e irritación. Las pantallas pequeñas de los móviles, además, requieren un gran esfuerzo visual. “Nos acercamos las pantallas del teléfono más de lo que lo haríamos con el periódico o un libro. Al hacerlo provocamos mayor irritación.”

Según el Dr. Obon, una buena práctica es la norma “20-2-20”: cada 20 minutos observar con atención un objeto que se encuentre a unos 2 metros de distancia durante 20 segundos.

La Medicina Tradicional China describe que la función de la vista la dirige el hígado; en especial el hecho de mirar a una pantalla luminiscente produce un desgaste de la sangre acumulada en ese órgano.

Los alimentos que deberíamos evitar, para no colaborar más en provocar calor y sequedad en el hígado, son los alimentos secos, muy salados, picantes, alcohol, café, y los fritos.

Lo que nos ayudará es aumentar la ingesta de nutrientes que colaboren en aportar más sangre al hígado, para lo cual está indicado comer en abundancia sobre todo los alimentos jugosos y untuosos como:

Zumos

  • Abundantes zumos de frutas rojas como base: fresa, arándano, uva roja, sandía y, muy especialmente, zumo de zanahoria. Una combinación muy recomendable en estos casos, especialmente en las estaciones calurosas desde mayo hasta noviembre, es el zumo de zanahoria con medio limón o bien con un poco de remolacha o sandía o media manzana.
  • Los zumos verdes: a base de hierbas frescas preparadas para este uso como la hierba de cebada*, de trigo, y verduras de hoja verde .(*suplemento disponible en la tienda online)

Aceites

  • Suficiente cantidad diaria de aceites de 1ª presión (oliva, sésamo, cáñamo, lino...) sobre la verdura u otro alimento.
  • Es también recomendable tomar suplementos de aceite de onagra (omega 6)* (suplemento disponible en la tienda online).
  • Tomar también aceites de pescado ricos en ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA)* (*suplemento disponible en la tienda online) que estén bien conservados (o sea que tengan buen olor, signo de que no están oxidados).

Dulces

  • También se puede tomar melaza de cebada, una o dos cucharadas soperas diarias, y compotas y mermeladas sin azúcar ni fructosa hechas sólo con fruta de bayas o frutos rojos como son la cereza, la fresa, el arándano, la frambuesa, la mora, la uva roja, etc.

En general, el consumo regular cereales integrales, legumbres, semillas, frutos secos y verduras variadas aporta los nutrientes básicos para mantenerse saludable, y puede complementarse con lo que hemos mencionado para recuperarse del desgaste diario del uso de las pantallas.

 

Otras recomendaciones interesantes son:

  • Es especialmente importante evitar el uso del ordenador o ver la televisión por la noche, para evitar desvelarse y aprovechar las horas de la noche para dormir lo suficiente, así podremos reponer los fluidos gastados y descansaremos la vista.
  • Un buen consejo es bajar el brillo de la pantalla para disminuir la luminiscencia e intentar no mirar más que lo imprescindible a la pantalla, fijar la vista fuera de la pantalla cuando no es realmente necesario posar la vista en ella.
  • Muchos estados enfermizos y desórdenes que sufrimos provienen de los hábitos adquiridos. Saber relacionar esos hábitos con cada uno de esos padecimientos es clave para mejorar nuestra calidad de vida y de nuestra salud.

Anímate a aprender más sobre hábitos saludables con el método ¡Siéntete Radiante!.

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes