Alimentación
02-04-2015

¿Qué conoces sobre los sabores?

Más allá de constituir un estímulo para el paladar, los sabores de los alimentos tienen propiedades dietéticas y terapéuticas que conviene conocer con vistas a alimentarnos adecuadamente. 

Por poner un ejemplo significativo, los sabores expresan la naturaleza dinámica de la energía. Los sabores picante y dulce la canalizan hacia arriba y hacia afuera del cuerpo. En cambio, los sabores salado, ácido y amargo la conducen hacia abajo y hacia el interior del cuerpo. 

Asimismo, cada uno de los sabores está en estrecha relación con una zona determinada del organismo. Así, el sabor ácido actúa sobre el hígado y la vesícula biliar; el amargo, sobre el corazón y el intestino delgado; el dulce, sobre el bazo-páncreas y el estómago; el picante, sobre los pulmones y el intestino grueso, y el salado, sobre los riñones y la vejiga.

En la dieta de una persona saludable, los cinco sabores deben guardar cierto equilibrio, pero el dulce siempre debe predominar. Este sabor, presente en la mayoría de los carbohidratos -granos, verduras, legumbres, frutos secos, semillas y frutas-, debe acompañarse a diario de pequeñas cantidades de sabor amargo, salado, picante y ácido.

Si nuestra salud es débil o estamos enfermos, lo conveniente en la mayoría de las ocasiones es aumentar el consumo de dos o tres sabores -los correspondientes a los órganos que más nos interesa tonificar- y reducir el de los sabores contraindicados en nuestro caso. Por ejemplo, para estimular la función del hígado tomaremos alimentos de sabor ácido o ligeramente salobre, evitaremos los picantes y no consumiremos demasiado sabor dulce.

Vamos a ir detallando en distintos posts las características y propiedades de cada sabor. Como veremos, no siempre coincide nuestra percepción sobre el sabor de un alimento con el sabor que se le adjudica desde el punto de vista energético. El vinagre, por ejemplo, se considera amargo -además de ácido- por su capacidad de enviar la energía hacia abajo y porque descongestiona.

Si quieres seguir profundizando, el curso online te muestra estas y muchas más propiedades de los alimentos, para que puedas utilizar lo que comes con propósito.

¡No te pierdas esta interesantísima información para aprender a comer con sentido y estar radiante!

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes