Salud y hábitos
30-09-2017

Soluciones para situaciones tan reales como la vida misma

Es cierto que a menudo todos nos hemos propuesto mejorar los hábitos de alimentación, somos casi héroes, porque lo intentamos viviendo inmersos en la jungla del día a día. Pero aún así, y a pesar de nuestros mejores esfuerzos, somos humanos y cuando nos enfrentamos con los dulces, las grasas y las copas, todos recaemos de vez en cuando.

Comer con propósito y conciencia es un proceso, poco a poco vamos simpatizando con un estilo de vida más saludable, que nos irá seduciendo gracias a los beneficios en nuestra salud y ánimo. Pero por el camino, es indispensable aprender a sortear los obstáculos con cierta gracia, sentido del humor y amabilidad (para con nosotros mismos! ;))

Quizás te resuenen estas situaciones:

1. Por la mañana

Tienes hambre y tienes prisa. Sabes que necesitas energía para enfrentar el día y tienes una bolsa de cereales (son muy saludables, no?) y te sirves un bol hidratado en leche que te comes volando. Comer un bol de cereales, puede parecer una solución rápida para un desayuno a la carrera, pero... ¡la mayoría de los cereales que se comercializan contienen tanto azúcar como un bollo azucarado!

Solución saludable: la clave es llenarse de hidratos de carbono complejos que te ayuden a mantener la energía estable durante la mañana, y acompañarlo de proteínas y grasas saludables, omitiendo el azúcar. El programa ¡Siéntete Radiante! en 8 semanas te da los menús semanales con una multitud de opciones deliciosas (y abundantes) para los desayunos. Imágínate una rebanada de pan integral tostado con unas láminas de aguacate y un poco de bonito en aceite o, si eres de dulce por la mañana, prueba un batido de cacao y aguacate, ¡mmm!

 

2. Cuando tu colega trae pastelitos a la oficina

Justo cuando pensabas que ya lo tienes controlado y estás comiendo con sentido es hora de celebrar el cumpleaños de tu compañero. Claro, trabajas entre personas y a todos nos encanta aprovechar cualquier ocasión en el trabajo o familia para una celebración. Es más que probable que te enfrentes a las pastitas dulces, pasteles, magdalenas y galletas con demasiada regularidad.

Solución saludable: cuando te ofrezcan las deliciosas galletitas azucaradas, simplemente di, no gracias. Calmadamente, explica que actualmente estás intentando no comer azúcar, y escoge una bebida en su lugar (zumo, infusión, té o simplemente agua con limón). En el P8S encontrarás opciones para tentempiés saludables, verás que es fácil tenerlos en el cajón de tu oficina para no quedarte hambrienta/o mientras todos comen algo. Y, cuando te encuentras con las cejas levantadas de tus compañeros, sonríeles y recuérdales que estás tratando de hacer un cambio saludable. Tal vez entonces puedas sugerirles que se miren la página del P8S en internet y ellos mismos vean de qué se trata.

 

3. Un poco de chocolate a las 5 de la tarde

Ni siquiera tienes hambre, pero algo dulce a esas horas apetece tanto... Incluso si evitaste con éxito las pastas de media mañana (choca esos 5!), cuando abres el cajón y ves la tableta de chocolate, puede ser muy difícil decir que no a una tabletita.

Solucion saludable: sustituye el chocolate comercial por una tableta de chocolate negro ecológico, es más amargo, pero te sentará mucho mejor. Si lo que buscas es el dulzor, escoge unos frutos secos (nueces, almendras, anacardos) mezclados con unas pasas u orejones. Una taza de una infusión dulce también te puede ayudar, como roiboos con regaliz o con estevia, por ejemplo.

 

4. Las cenas en la calle

Comer fuera de casa puede parecer tan difícil como caminar en un campo minado, pero ¡sí se puede! disfrutar y cenar saludable.

Solución saludable: pide cremas de verduras, verduras a la plancha, sopas, puedes incluso combinar 2 primeros. Los rollitos japoneses y el pescado son opciones ligeras y limpias para la cena. Acompaña el pescado de algo de verde, te sentará mejor, y evita los postres, ¡mejor acabar con una infusión!

 

5. Salidas con los niños

Ir al cine significa comprar palomitas o tentempiés industriales y acompañarlos de bebidas azucaradas. Mmm...

Solución saludable: haz tus propias palomitas de maíz por adelantado o llena un táper de golosinas sin azúcar para que sus pequeños disfruten. Inspírate en nuestra receta de Tabletas Radiantes.

 

6. De marcha con las/os chicas/os

Por avanzar hacia un estilo de vida más saludable, no tienes que dejar de tener vida social. Puedes cenar, tomar algo y copear pero evitar los aperitivos y tapas más grasos, procesados, los refrescos azucarados y las bebidas destiladas.

Solución saludable: sal y disfruta tapeando unas tapas de calamares a la plancha, pulpo, pimientitos de padrón, entre otras tantas opciones saludables como estas y disfruta sin problemas de una copa de vino tinto o cerveza.

 

Anímate a seguir avanzando, no te rindas, los beneficios de comer mejor son muchos:

  • Mejoran las digestiones
  • Mejora el nivel de energía
  • El peso se regula
  • Mejora el estado de ánimo
  • Mejora la claridad mental
  • Mejora la concentración
  • Mejora la piel
  • Mejora el rendimiento físico
  • Mejora el descanso
  • Mejora el estado de ánimo

 

Nosotros te informamos y te acompañamos durante el recorrido para conseguirlo. Infórmate sobre la nueva ronda del programa online ¡Siéntete Radiante! en 8 semanas. ¡Te esperamos a bordo, valiente!

Comparte  
Tu sí que puedes
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes