Alimentación
04-09-2017

Vive mejor el cambio de estación adaptando tu dieta

En la primavera mirábamos ilusionados "los brotes" que las plantas, la vibrante vida en la naturaleza, sintiendo una energía ligera que nos induce a mirar adelante expectantes; en verano, nos sentimos energéticos porque la energía está en su máximo grado de expansión, está en el ambiente, y disfrutamos del presente al máximo; y ahora, con el verano acabando, necesitamos recogernos y empezar a enfocarnos, es el tiempo de "la cosecha", de la vuelta a la realidad, al cole y al trabajo. Es momento de buscar alimentos que nos ayuden a conseguir la energía que nos dará la estabilidad que necesitamos para encarar de nuevo nuestros proyectos y tareas.

Para entender los principios de la nutrición energética, uno debe empezar imaginándose el universo como una continua fuente de energía, vibrando, pulsando , interpretando que cada cosa en este mundo está hecha de energía, y la energía fluye de forma infinita. Esta no es una teoría mística, es un hecho bien contrastado por la física moderna. Vivir, morir, la salud y la enfermedad son los dos extremos de la misma onda.

Dentro de este océano infinito de energía, imagínate dos tendencias opuestas emergiendo: una que expande, hacia fuera, dispersando, enlenteciendo, relajando. Y otra que contrae, hacia dentro, concentrando, acelerando, tensando. Éstas dinámicas opuestas son complementarias, son dos manifestaciones de la misma fuerza vital: el proceso de nacer y de morir, el latir del corazón, la inhalación y exhalación al respirar, la digestión y la eliminación. Estos movimientos infinitos que se manifiestan en patrones predecibles de expansión y de contracción definen el mundo que nosotros percibimos. A medida que me hago mayor, estos patrones intuitivamente cada vez tiene más sentido, puedo intuirlos, predecirlos y sentirlos como las dos caras de un todo.

Y el alimento, es también una representación de estas espirales de la energía. Es un ramillete de átomos y partículas,de elementos químicos, minerales, calorías, vitaminas,… combustible para el fuego de la vida. Saber jugar con el alimento es saber jugar con la energía, conocer las propiedades y efectos de los alimentos, como los sabores, los colores, las texturas, afectan sobre nuestra salud y nuestro estado, qué es lo que crean en nosotros cuando nos los comemos. Vivir de forma consciente, alimentarnos con alimentos vivos, granos, vegetales, alimentos de calidad, es una aventura. Hay infinitas variedades de posibilidades que están esperando a que las exploremos. Esta aproximación a la vida y a la energía, y de forma más específicamente la forma en la que usar los alimentos y los hábitos de vida, es que nuestro equipo intenta hacer cada día desde el Programa de ¡Siéntete Radiante!.

Retomamos con lo que te decía al principio, un Tip que te ayude a recoger la energía hacia el interior y tenerla disponible para retomar el curso.

En ahora, durante el final del verano, cuando la naturaleza nos ofrece los productos para la cosecha, muchos de ellos son los granos que garantizan nuestra alimentación a lo largo del invierno. Es la época del año en que queda más patente que la tierra nos alimenta, nos nutre. En la filosofía oriental, esta época del año se asocia al elemento Tierra.

Ahora es la ocasión ideal para proponerte un cambio a una dieta más sana. Podemos plantearnos basar nuestras comidas en aquellos alimentos que son más equilibrados energéticamente, es decir, que no son ni extremadamente contractivos ni extremadamente expansivos, y que nutren nuestro organismo preparándolo para la exigencia del día a día y el invierno que vendrá. El sabor que se asocia al elemento Tierra, es el dulce... ¡sí! , pero ojo, me refiero al dulce natural que encuentras en alimentos de la temporada como las calabazas, las verduras y los cereales, no el dulce extremos de pastelitos o bebidas azucaradas. Como ya te imaginas, lo más adecuado es que escojas las frutas y verduras de la temporada. Ahora también deberías ir ajustando tu alimentación para que pase poco a poco de ser fresca y ligera (en verano seguramente te han apetecido las cosas frescas y ligeras) a más caliente y nutritiva, de forma que te proporcione mayor energía para resolver tus tareas y que te caliente a medida que la temperatura va refrescando.

 

El 26 de octubre, empezamos una nueva edición del Programa ¡Sientete Radiante! en 8 semanas, con los menús diarios adaptados a las exigencias de la temporada.. Porque recuerda, tu alimentación regenera tu sangre, órganos, tejidos, sistema nervioso... es fundamental para tener energía y bienestar. Tu dieta está afectando a todas las áreas de tu vida: tu estado físico, tu nivel de energía, tu claridad mental, tu capacidad de concentración, tu equilibrio emocional, tu resistencia física... entonces, ¿por qué no aprender a usarla como recurso a tu favor?

El equipo de expertos del programa y yo te acompañaremos día a día durante las 8 semanas, te enseñaremos qué alimentos te ayudan a sentirte mejor, como cocinarlos, te daremos las listas de la compra, las recetas y los consejos para prepararlo. Si te animas a aprender con nosotros, estaremos ahí y te acompañaremos en todo momento durante el recorrido, y lo hacemos encantados porque queremos compartir el conocimiento y la experiencia que a nosotros nos ayuda cada día a sentirnos radiantes.

Comparte  
Come para ser mejor
Alimentación , Salud y hábitos
Paisaje del mediterráneo. Pueblo en colina al lado del mar
02-04-2014

Dieta mediterránea para mantener la mente joven

Podría retrasar la aparición de la demencia senil y el Alzheimer.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Esquema de dieta saludable elaborado por Harvard
03-04-2014

Harvard limita la leche en la dieta saludable

Los científicos de esta prestigiosa universidad recomiendan basar la alimentación en cereales integrales, proteínas saludables, verduras y frutas.
Leer más
Prensa y noticias
Alimentación , Salud y hábitos
Tarta de frutos del bosque
03-04-2014

Endulza tu vida ¡sin azúcar!

Los azúcares industriales y refinados son perjudiciales para la salud, pero no es necesario renunciar al sabor dulce en la dieta.
Leer más
Tu sí que puedes