Programa 8 semanas
Equipo asesor
Pilar Benítez
Pilar Benítez

Cocina energética. Meditación. Mentora de vida saludable.

 

¿Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?

Mi elección no fue algo premeditado, sino que la vida me puso en la tesitura de tener que encontrar recursos para tener la energía y vitalidad que yo necesitaba para hacer frente a todo lo que quería hacer a nivel personal y profesional (en ese momento, me dedicaba a temas relacionados con el mundo empresarial). De forma no premeditada, me fui decantando hacia un estilo de vida que también fue esculpiendo mi interés profesional, hasta que decidí dedicarme plenamente a trabajar con el aprendizaje y manejo de la cocina terapéutica y los hábitos de vida saludables.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?

Me siento muy privilegiada por trabajar cada día con temas relacionados con la mejora de la calidad de vida de las personas.

 

¿Y que destacarías cómo lo más complicado?

En todos los trabajos y profesiones hay momentos complicados, y no puedo negar que en mi día a día me encuentro con baches de este tipo. Por eso, no voy a señalar nada externo como lo que me resulta complicado, sino que para mí, el "quid de la cuestión" está en mantenerme centrada y encarar cualquier situación desde la mejor disposición, tolerancia y comprensión, para reaccionar de la forma más ecuánime posible.

 

¿Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, le darías algún consejo?

¡Sí, claro, los doy todos en mis libros, cursos y programas! También creo que mis consejos fundamentales se resumen en los 12 Principios de la mujer radiante, sea cual sea el camino profesional que cada mujer desee seguir.

 

¿Hasta qué punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio?

Creo que son fundamentales. ¿Cómo puedes ser y ofrecer lo mejor de ti misma si no te encuentras bien, si no tienes energía o ánimo? Todas las pequeñas decisiones que tomamos cada día (lo que comes, lo que bebes, cómo respiras, tu descanso, lo que piensas…) son las que inciden en nuestra capacidad de regeneración y determinan nuestro estado físico, mental, emocional. ¡Por eso me dedico de corazón a compartir todo lo que se sobre este asunto tan fundamental para el bienestar de las personas!

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?

Cuando los escribí, estaba pensando en qué actitud vital tiene una mujer que es capaz de sentirse bien en su propia piel y bien con el mundo que la rodea. Y surgieron estos 12 fundamentos, a los que bauticé como los 12 Principios de la mujer radiante. Creo que todos ellos son ingredientes importantes para conseguir "la receta" en su punto.

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?

Como explico siempre, los alimentos tienen propiedades que los hacen más o menos apropiados en momentos determinados. Como esta entrevista la estamos haciendo en invierno, yo apuntaría una buena sopa… ¡mmm!

A las mujeres nos conviene comer platos jugosos que nos ayuden a estar nutridas e hidratadas, y además, las sopas calientes en invierno avivan el “fuego digestivo” y nos ayudan a mantener energía y calor interno. Así que, yo escogería por ejemplo una buena sopa de quinoa con verduras a la que podemos añadir algo de legumbres o pescado, todo ello aderezado con sal marina y cúrcuma. ¿Qué os parece?

 

Alicia Baltasar
Alicia Baltasar

Licenciada en Medicina. Médico Naturista, Profesora asociada de Fisiología.

 

Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?

La conjunción de diferentes intereses y vivencias. A pesar de residir en Barcelona, durante mi infancia pasaba largas temporadas y fines de semana rodeada de naturaleza. A mis padres les gustaba mucho el campo, se preocupaban por darnos una alimentación muy saludable. Mi madre es una gran cocinera y nos implicaba activamente en la cocina. Por otro lado, mi padre conocía las montañas palmo a palmo y al igual que otros antepasados recolectaba y conocía las plantas medicinales. La biblioteca de mi casa estaba muy bien surtida de una gran variedad de libros, pero yo siempre acababa leyendo los libros de Medicina. Ya en mi adolescencia, siempre consultaba el libro del profesor Vander "la guía médica del hogar", donde dibujos y esquemas reflejaban a la perfección  cada enfermedad y su tratamiento con dieta, fitoterapia, hidroterapia... A los 18 años entré en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, Hospital Clínic. Allí, además de mi vocación por la Medicina, despertó mi interés por la investigación médica. Así que al acabar la carrera, realicé estudios de Doctorado lo que me ha permitido investigar en Cáncer y dar clases como profesora asociada de Fisiología. En paralelo, me formé en Medicina Naturista destacando mi interés por la nutrición natural, aplicada a diferentes patologías y la fitoterapia.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?

El contacto con el paciente, la cara humana de la Medicina y el trabajo intelectual que permite alimentar mi curiosidad e inquietudes. No lo considero un trabajo, sino, una forma de vida.

 

Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, ¿le darías un consejo?

En la vida se toman decisiones acertadas y decisiones erróneas. Si sientes que dedicarte a la Medicina es lo mejor que te puede pasar ¡Adelante! Esa decisión te ha de causar felicidad.

 

¿Hasta que punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio? Sin uno hace el ejercicio mental de imaginarse "su futuro yo",  hacer un salto de 15 ó 20 años... Enseguida le viene a la mente su propia imagen de diferentes maneras posibles. Y sin ningún tipo de formación especializada, sabemos que un "futuro yo" que irradie salud requiere de un cuidado presente: alimentación sana, dormir ocho horas, eliminar hábitos tóxicos, mente equilibrada,...

 

Cuéntanos porque colaboras con la filosofía de ¡Siéntete Radiante!

Porque es un proyecto maduro en cuanto a contenidos,  que irradia energía y plantea vivir con consciencia para realizar cambios útiles en nuestras vidas. Te enseña a utilizar herramientas muy básicas: alimentación, ejercicio y meditación para llegar a ser la mejor versión de ti misma. Me honra formar parte de un equipo tan humano y tan profesional.

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?

Se alimenta de forma saludable, tiene una mirada abierta, tiene una actitud optimista hacia la vida, conoce la diferencia entre el apego y el amor.

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?

Compartiría un mediodía de un domingo una rica paella vegetal: arroz integral, ajo, cebolla, zanahoria, verduras de temporada (alcachofas, coliflor, pimiento, judía verde...), un buen azafrán o cúrcuma y como proteína si es temporada de setas: "camagrocs o moixernons". 

 

Mireia Tell
Mireia Tell

Naturópata, Estudios de Medicina Tradicional China y Dietoterapia Energética.

 

¿Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?
Se podría decir que fue casualidad, porque encontré mi vocación un poco tarde. Antes estuve trabajando en un centro de personas con discapacidad mental y allí descubrí lo eficaz que podían ser unos simples cambios dietéticos y el uso de remedios naturales y de las plantas, para mejorar la condición y recursos personales de ellos y sus familias. Así que me embarqué en los estudios de Naturopatía y de Medicina Tradicional China, y la verdad me entusiasmaron y siguen haciéndolo porque te ofrecen muchas opciones para trabajar y mejorar la salud y el bienestar.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?
Todo lo que aprendes y te enseñan las personas que te consultan.

 

Y ¿qué destacarías cómo lo más complicado?
El entender que tú sólo das un consejo y que cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje. Y el saber escuchar sin hacerse ninguna idea predeterminada de la persona que tienes delante.  

 

Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, le darías algún consejo?
Que es un trabajo apasionante, pero entiendo que esto pasa con todos los trabajos que se hacen con el corazón… y que no puede dejar de leer y estudiar para ser mejor profesional. ¡Lo más importante es disfrutar haciendo lo que nos gusta!

 

¿Hasta qué punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio?
Tener unos buenos hábitos alimentarios, hidratarnos correctamente, hacer ejercicio físico, dormir suficientemente, hacer cosas que nos gusten y tener proyectos que nos llenen, son herramientas fundamentales para poder afrontar nuevos retos y disfrutar de una vida plena y feliz. Por tanto, para mí son básicos.

 

Cuéntanos, ¿por qué colaboras con la filosofía de ¡Siéntete Radiante!?
¡Siéntete Radiante! es un proyecto hecho por y para las mujeres; mujeres curiosas, activas y emprendedoras que quieren seguir mejorando y aprendiendo. Y me gusta mucho su parte social, la red que se entreteje entre las participantes.

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?
Cada uno de los 12 principios guarda un mensaje útil, aunque para mí el que mejor resumiría todos es el principio 11: "Ambiciona ser la mejor versión de ti misma" y también me gusta mucho el principio 8: "Conoce tus talentos y virtudes".

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?
Ahora en otoño e invierno, apetecen y sientan genial las sopas. Os propongo una sopa vegetal preparada con productos de temporada, por ejemplo, con arroz integral de grano corto y verduras de raíz -zanahoria, puerros y col, cortadas en juliana-, servida con cebollino y rabanitos -cocinados solo con el calor de la sopa-. Y si queréis hacerla más consistente, añadid unas castañas desde el inicio de la cocción. Es un plato fácil, nutritivo y reconstituyente; y tiene muchas otras versiones, si cambiamos los cereales y verduras en función de la estación del año ¡o del propósito que queramos conseguir!

 

Catalina Dash
Catalina Dash

Psicóloga y Coach

 

¿Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?

Cuando estaba en la Universidad, comencé a preguntarte de qué manera podía, a través de mi profesión, contribuir a crear un mejor bienestar y un "mejor mundo". Y luego de explorar varias áreas, me fui dando cuenta del rol protagónico que las mujeres tenemos en la sociedad y en la educación. Claudio Naranjo habla mucho de cómo a través de la educación podemos cambiar al mundo y en este sentido, sentí el llamado de re-educarme como mujer y ayudar a otras a hacer lo mismo. Además, luego de escuchar por primera vez la palabra "Diosa", me alucinó y transformó la manera de verme a mi misma y mi profesión! Cada mujer es una Diosa (me decía) y esto lo tiene que saber todo el mundo principalmente ellas.

Y aunque trabajé con muchos hombres en el camino, decidí centrarme en las mujeres porque vi cuando una mujer se transforma todo su entorno lo hace también (especialmente parejas,y familia) ¡Las mujeres somos la primera escuela de cualquier ser humano que nace! Por ende, creo que las mujeres necesitamos re-educarnos para re-conectarnos con nuestro auténtico poder femenino, y desde ahi crear vidas y relaciones deliciosas. Y mi trabajo es ayudarlas en ese proceso de transformación que finalmente es un proceso de re-educación de si mismas.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?

Que cada cosa que realizo para mi trabajo, me trae el llamado, invitación y muchas veces desafío, de mantenerme alineada a lo que comparto. Es como un recordatorio de conectarme diariamente a mi voz interna, al disfrute, placer, liviandad, alegría. 

Y cuando realizo sesiones, es un lluvia de rozas que caen sobre mi rostro. Me encanta ver y sentir la poderosa transformación y revelaciones que las mujeres experimentan y cómo todo lo que sentían pesado se disuelve y aliviana. 

 

¿Y que destacarías como lo más complicado?

Como mi trabajo es casi 90% online, lo más complicado es pasar mucho tiempo en computador y organizar los tiempos con ello, especialmente enfocarme en el "behind the scene" que no tiene mucho que ver con mi profesión directamente (redes sociales, etc), porque cuando hago sesiones o escribo/grabo para mi blog me encanta. 

 

¿Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, le darías algún consejo?

¡¡Por supuesto!! ¡¡Primero que todo dale para adelante!! y segundo, encuentra tu propia voz: descúbrela, explórala y ¡exprésala al mundo! Podemos haber cientos de psicóloga y coaches especializadas en la mujer, pero ¡nunca seremos iguales! y eso es maravilloso. Además, si quieres trabajar con mujeres, es muy importante descubrirte y explorarte a ti misma. Aprender de ti y tu entorno. El proceso de autoconocimiento es un must.

 

¿Hasta qué punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio?

Hasta el punto infinito y más allá. Los hábitos son clave para construir la vida que anhelas. Yo trabajo mucho con ellos, desde una perspectiva más de "ritual" en donde introducimos ciertos componentes personales y poderosos para que esos hábitos tomen más fuerza, porque son claves para cualquier transformación. 

 

Cuéntanos, ¿por qué colaboras con la filosofía de ¡Siéntete Radiante!?

En primer lugar porque creo mucho en el trabajo de Pilar Benítez y en segundo lugar, porque conectar y apoyar a una comunidad de mujeres que quieren sentirse radiantes, ¡no podía ser mejor lugar para estar! Yo soy una apasionada de que las mujeres se transformen y vivan la vida y relaciones exquisitas que anhelan y merecen.

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?

¡Me veo en varios! Pero definitivamente el 3 y el 12. Respirar profunda y conscientemente es un must para mi. ¡Es mi vía al placer y disfrute! Y el 12 que dice, "irradia vitalidad, confianza, generosidad, serenidad y pasión" creo que me describe muy bien. Me siento muy reflejada y muchas mujeres también me lo han dejado saber. En otras palabras, es a lo que siempre estoy invitando a las mujeres: "a hacer el amor con la vida!"

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?

Uy !recetas! soy de las que les cuesta seguir recetas de cocina, pero lo que si hago, es ponerle mucho ojo y dedicación al "shopping" que hago para alimentarme. Como usualmente cocino espontáneamente "con lo que tengo" e invento recetas en el camino, es muy importante para mi abastecerme de productos vivos, llenos de energía y que potencien mi bienestar, porque sino fácilmente puedo terminar comiendo "cualquier cosa" y "sintiéndome fatal". Usualmente voy al supermercado "naturista", porque el regular ya no me atrae o no tiene los productos que quiero.

Hoy en dia, la única receta que puedo compartirles y que sigo al pie de la letra, es la que mi suegra me entregó de un delicioso pastel vegano de chocolate ¡¡que me encanta!!. ¡Aquí va! Eso si, está en inglés:

A real good vegan chocolate cake (black velvet)

For the cake

  • 1 cup (spelt) flour
  • 1 tea-spoon baking soda
  • 3 tablespoons of rice syrup
  • 1/2 tea-spoon vanilla powder
  • 4 table-spoons good cacao powder
  • Wee bit salt
  • 3/4 cup mashed apples or plums
  • 1/4 cup coconut oil
  • 1/2 cup almond or coconut milk
  • 1/2 cup good Silan (date syrup)
  • 2 tea-spoons apple vinegar
  • Some ground bitter sweet chocolate

For the topping

  • 40 grams bitter sweet chocolate
  • 1 table spoon rice syrup
  • 1 table-spoon (almond or coconut) milk

Mix most of the dry ingredients: flour, baking soda, sugars, cacao and salt in a bowl. Mix most of the wet stuff: mashed fruit, oil, milk and silan in another bowl. Add the wet stuff to the dry, and only then add the vinegar and the chocolate. Pour into a well-oiled (or with baking sheet) baking dish and bake in a pre-heated oven at 180 celsius for about (your responsibility!) 25 minutes – let cool before touching!

The topping: Melt the chocolate in a small pot on the stove with the milk and the syrup, take off the stove, and mix well. Pour on just-warm cake– enjoy! 

 

Emma Esteve
Emma Esteve

Licenciada en Medicina, especializada en Ginecología integrativa

 

¿Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?

A partir de mis experiencias como tocoginecóloga, mujer y madre, y gracias a un cáncer de mama diagnosticado hace unos 5 años , entré en contacto con la medicina y la oncología integrativa.

Los conocimientos adquiridos, la lectura, el trabajo de crecimiento personal y la formación como homeópata me permitieron desafiar lo aprendido en mi formación como médico hasta ese momento.

A través de la visión holística de la vida empecé a tener un enfoque diferente de la salud y la enfermedad, de la vida y la muerte. 
Intentando averiguar qué es lo que nos mantiene sanas y que es lo que nos enferma, descubrí la importacia de la fusión cuerpo, mente y espíritu. Necesitamos hacer cambios radicales en nuestra vida, mejorar nuestros hábitos y aprender a gestionar nuestras emociones de manera más saludable. Empecé a relacionar los síntomas y las enfermedades con el contexto de vida de cada uno, con nuestras creencias, con nuestra manera de sentir, ser y hacer. Entendí que percibir y comprender todo lo que interacciona con el ser humano contiene la clave para la salud y para la curación: lo que come, lo que piensa, lo que siente, lo que hace, su entorno, sus problemas, su trabajo.

Debido a la demanda social del acercamiento de la medicina convencional a otras terapias y medicinas menos invasivas y agresivas, cada dia hay más soluciones naturales para los problemas de salud femenina.

Me cuestioné la medicina unicamente basada en la evidencia, en la implantación de pautas estandarizadas iguales para todos, y volví a retomar el valor de la experiencia médica y la práctica clínica.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?

Para mí solo existe una única medicina, la que ayuda a sanar a la mujer en todos los niveles de su globalidad, condicionada por sus creencias, por la sociedad y la cultura en la que vive, y relacionada con sus hábitos de vida.

Doy gracias cada día por poder trabajar en lo que me gusta, el contacto directo con las mujeres ayudándolas a ser ellas mismas, a empoderarse y ha estar sanas. Toda situación o experiencia es buena para iniciar la apertura de consciencia y cambiar el paradigma universal.

El incorporar a mi trabajo otras medicinas y terapias, me da más herramientas para acompañar y ayudar a las mujeres en las diferentes etapas de la vida a reencontrarse consigo mismas, quererse, valorarse y respetarse como son.

Mi trabajo me enriquece tanto a nivel personal como a nivel profesional, y me ayuda en mi evolución. Intento darle a la paciente la información objetiva que le permita tomar decisiones y actuar de forma consciente en su proceso, respetando su voluntad y su intuición.

 

¿Y que destacarías cómo lo más complicado?


El intentar comprender qué es lo que enferma a cada persona para ayudarla a recuperar su equilibrio. Dónde está el transfondo emocional de ese desequilibrio que dará pie a la enfermedad. Pero para profundizar sobre ello contamos con otros profesionales que nos ayudarán en este proceso.

 

¿Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, le darías algún consejo?

Sí, que identifique qué es lo que realmente le gusta, que se informe o se forme sobre terapias y medicinas no convencionales, menos agresivas y también efectivas, que pueden complementar o solaparse con los tratamientos convencionales. Esto le permitirá disponer de un mayor número de conocimientos y recursos para ayudar al paciente a mantenerse sano.

 

¿Hasta qué punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio?

Está más que demostrado que los buenos hábitos de vida contribuyen a una vida sana y feliz. La alimentación y el ejercicio físico adecuado a cada persona son fundamentales, pero yo diría que la gestión de las emociones y el estrés deberían ponerse al mismo nivel.

 

Cuéntanos, ¿por qué colaboras con la filosofía de ¡Siéntete Radiante!?

Las mujeres somos el motor de este nuevo paradigma donde la base está en trabajar los valores del corazón: amor, cooperación, bondad, unión... Cada una, elevando nuestras vibraciones, con energia positiva, creatividad y empeño, contribuimos a elevar la energia del entorno y del planeta . Este es uno de los movimientos del cambio para crear un mundo mejor.

Las reuniones de mujeres favorecen la comunicación y la conexión entre nosotras, cambian la manera de relacionarnos y tiene un efecto multiplicador en el beneficio en las comunidades y en los lugares de trabajo.

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?

La verdad es que los 12 están integrados en mi día a día, intento llevarlos a cabo para sentirme bien conmigo misma y con mi entorno. He aprendido a cuidarme y a quererme para atender a los demás de manera más saludable.

Mi reto es que estos principios formen parte del día a día sin requerir esfuerzo para cumplirlos, que los siga de manera natural porque me sientan bien y mi cuerpo y mi alma me lo agradecen.

El cambio de hábitos, de pensamientos y de paradigma espiritual profundo y progresivo se consigue a través del autoconocimiento y la autoaceptación. Una nutrición adecuada, la marcha nórdica, la meditación y el enfocar las circunstancias y problemas de la vida de forma positiva y constructiva me han ayudado en ello.

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?

Ensalada de invierno

  • Lechugas variadas y brotes verdes mezclados
  • 1 granada
  • 1/4 col lombarda cortada fina
  • 3 cucharada de piñones

Vinagreta dulce

  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 1 cda. de vinagre de manzana
  • 1 cdta. de melaza de arroz
  • Sal himalaya
  • 1cdta. de perejil seco

 

EMMA RUIZ
EMMA RUIZ

Terapeuta Gestalt y profesora de inglés para adultos

 

¿Qué es lo que te atrajo hacia un camino profesional como el que desarrollas?

Durante muchos años, paralelamente a mi profesión de profesora de inglés me dedicaba a hacer diferentes cursos de crecimiento personal, estuve en grupos de autoconocimiento, etc. hasta que un día decidí formarme como terapeuta de Gestalt para unir mi pasión con mi profesión.

Para mí lo más importante en esta vida es saber quién eres, conocer cómo funcionas para poder estar conectado profundamente contigo mismo, aprendiendo a mirarnos con compasión y amor. Un proceso terapéutico te permite no sólo conectar de nuevo con tu yo más íntimo, sino, sacar lo mejor de ti y vivir con más consciencia. Transforma tu percepción de ti mismo y consecuentemente la manera de relacionarte con los demás. Aprender a aceptarse a sí mismo te da la oportunidad de amarte tal y como eres desde la compasión y el amor. Todo este aprendizaje es luego extrapolable a los demás.

 

¿Qué destacarías como positivo del día a día en tu profesión?

El poder acompañar a las personas en su viaje de autoconocimiento es un regalo para mí. Además, cada día aprendo algo más de mí, ya que el encuentro terapeuta-cliente está vivo y afecta a las dos personas, no solamente al cliente.

 

¿Y que destacarías cómo lo más complicado?


Lo más complicado a veces es no querer interpretar lo que te está diciendo el cliente. Me explico: todos tenemos nuestros propios filtros y antes de pasar lo que nos están diciendo por los nuestros y dar por sentado que eso es lo que está diciendo, siempre hemos de ratificar con el cliente que lo que hemos entendido es lo que nos está diciendo.

También diría que a veces me cuesta el no querer encontrar la solución a lo que se me está planteando. Desde donde yo me veo como terapeuta, no estoy para dar la solución (que en todo caso sería la adecuada para mí y no necesariamente para el cliente), sino para guiarle a que encuentre la suya propia.

 

¿Si hablaras con alguien que está pensando en seguir un camino profesional parecido al tuyo, le darías algún consejo?

Desde luego. Mi consejo sería que no dejase de autocuestionarse las cosas. En el momento en que pensamos que ya lo sabemos todo, malo.

 

¿Hasta qué punto consideras que los buenos hábitos son importantes para vivir con salud y equilibrio?

Creo que son importantísimos porque te ayudan a seguir unas pautas que hacen que tu vida sea mucho más sencilla y rica. Los buenos hábitos son la base del éxito para conseguir una vida plena y satisfactoria.

 

Cuéntanos, ¿por qué colaboras con la filosofía de ¡Siéntete Radiante!?

Porque considero que la alimentación sana es fundamental para el equilibrio físico, emocional y mental de la persona. Somos un todo y para sentirnos radiantes y ser nuestra mejor versión es imprescindible cuidarnos holísticamente.

 

De los 12 Principios de la mujer radiante, ¿cuáles son aquellos con los que te sientes más identificada?

Mira, los practico todos excepto uno, que es el de hacer ejercicio de forma regular. Es mi punto débil y mi objetivo a mejorar durante este año. Me encanta bailar y caminar, pero no lo hago con la suficiente regularidad.

 

¿Quieres compartir con nosotros alguna receta favorita para sentirse radiante?

Practicar la Gratitud es poderosísimo. Realmente te transforma. Una receta muy simple es llevar un Diario de Gratitud en el que cada día apuntas las cosas por las que estamos agradecidos. Es muy sencillo: desde la comida que hemos degustado, la bonita puesta de sol, la silla cómoda donde nos sentamos, el wifi... Esta práctica hace que focalicemos nuestra atención en todo lo bueno que nos rodea y dejemos de mirar a lo que creemos que nos falta. La gratitud abre el corazón y te hace sentir maravillosamente.